Xaviera Hollander: "La Alegre Madame"

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


El día de hoy, hablar de sexo no tiene la mayor relevancia. Que una mujer hable abiertamente sobre sexualidad (propia o ajena), ya ha dejado de considerarse un tabú, al menos en la gran mayoría de los países de la cultura occidental. Pero que apenas hace unas décadas esto sucediera, era un verdadero escándalo. Aquellas mujeres que se atrevían a romper este prejuicio, eran consideradas inmorales, libertinas, soeces y casi casi pecadoras. Este fue el caso de la mujer que ocupa este espacio en esta ocasión. Se trata de la autora y ex-trabajadora sexual holandesa Xaviera Hollander.




Xaviera "Vera" de Vries nació el 15 de junio de 1943 en Surabaya, Indias Orientales Holandesas (la actual Indonesia). Su padre era un médico judío holandés; su madre era de ascendencia francesa y alemana. Xaviera creció en un campo de internamiento administrado por japoneses cuando éstos ocuparon las Indias Orientales Holandesas en la Segunda Guerra Mundial. Xaviera se instaló más tarde con su familia en Amsterdam, Holanda. Cuando tenía poco más de veinte años, se mudó a Johannesburgo. Sudáfrica, donde vivía su hermanastra. Allí conoció y se comprometió con John Weber, un economista estadounidense. Cuando se rompió el compromiso, Xaviera se mudó a Nueva York, donde consiguió empleo como secretaria en el consulado holandés.


En 1968, Xaviera renunció a su trabajo para convertirse en prostituta. Según sus propias palabras, triunfó en el trabajo sexual, ganando hasta mil dólares en una sola noche. En 1969, abrió su propio burdel llamado Vertical Whorehouse, y pronto se convirtió en la madame más destacada de la ciudad de Nueva York. Sin embargo, en 1971, la policía de Nueva York la arrestó por prostitución y la obligó a abandonar los Estados Unidos.



En 1971, Hollander publicó sus memorias bajo el título de “The Happy Hooker: My Own Story”, mismo que se le ocurrió al escritor Robin Moore. El libro se convirtió en un best seller, vendiendo más de 20 millones de copias en todo el mundo. El éxito del libro se debe al estilo desenfadado y la sinceridad con que Hollander relata su paso por el mundo del trabajo sexual. Posteriormente, Hollander escribió una serie de otros libros y produjo obras de teatro en Amsterdam. Su segundo libro, “Child No More”, es la historia de la pérdida de su madre. A este la han seguido cerca de una treintena de libros, incluyendo novelas de ficción, todos ellos de contenido erótico y sexual. Hollander también es contratada por la revista para caballeros “Penthouse” para escribir una columna, misma que llevó el título de “Call Me Madame” y que se publicó durante 35 años.


Su éxito como autora le abrió las puertas de otras industrias. A inicios de los 1970s, grabó un disco hablado titulado “Xaviera!” para el sello canadiense GRT Records. En él, discutia su filosofía sobre el sexo y la prostitución, además de cantar una versión de la canción "Michelle" de The Beatles. También grabó varios encuentros sexuales simulados, incluido un ejemplo de sexo telefónico, un trío y un “encuentro de celebridades”, grabado con la voz del cantautor Ronnie Hawkins.




También lanzó “Xaviera's Game” (1974), un juego de mesa erótico lanzado por Reiss Games, Inc. En ese mismo año, la vida de Xaviera fue llevada al cine en una película erótica dirigida por Larry G. Spangler, con Xaviera interpretada por la actriz Samantha McLaren. En 1975, protagonizó la película semiautobiográfica “My Pleasure is My Business”. En ese mismo año, “The Happy Hooker” fue adaptada al cine en una película homónima dirigida por Nicholas Sgarro, con Xaviera interpretada por Lynn Redgrave. La cinta contó con dos secuelas: “The Happy Hooker Goes to Washington” (1977) y “The Happy Hooker Goes to Hollywood” (1980).







Durante la década de 1970s, Hollander vivió en Toronto, Canadá, donde se casó con Frank Applebaum, un comerciante de antigüedades canadiense. Más tarde se relaciona con un hombre llamado John Drummond, con quien coescribió dos libros. Xaviera llamó “el amor de su vida” a Drummond, al que describió como “un escocés brillante y bullicioso”. En la década de los 1990s, Hollander afirmó “haberse vuelto lesbiana” y mantuvo una relación con una mujer llamada Día. En enero de 2007, se casó en Ámsterdam con Philip de Haan, un hombre holandés diez años más joven que ella.

En 2008, se estrenó “Xaviera Hollander, the Happy Hooker: Portrait of a Sexual Revolutionary”, un documental dirigido por Robert Dunlap.



Desde principios de la década de los 2000s, Xaviera, vive entre Ámsterdam y Marbella​, España, donde posee diversos negocios, incluyendo un hotel en Ámsterdam.


Esta mujer, supo hacer de su oficio y de su sexualidad todo un negocio. Se atrevió a confrontar los prejuicios morales de la época y lo más importante: fue de las primeras figuras en desmitificar el trabajo sexual y abordar este oficio con dignidad y normalidad, como parte activa de una sociedad que ha tratado de menospreciarlo y ocultarlo desde tiempos inmemoriales. Para muchos quizá sea solo una simple libertina, pero lo cierto es que Xaviera Hollander es una mujer valiente que se adelantó a su tiempo.



XAVIERA HOLLANDER EN LA WEB:


Facebook: @Xaviera.Hollander

Instagram: @xavierahollander


www.xavierahollander.com


22 visualizaciones0 comentarios