top of page

Talina Fernández: Vida y Carrera de “La Dama del Buen Decir”

Actualizado: 30 ago 2021

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Simplemente honor a quien honor merece. La televisión mexicana se ha formado gracias a grandes figuras, personajes entrañables que han acompañado al público mexicano en sus hogares durante décadas. Es gente a la que la industria televisiva mexicana le debe muchísimo. Gente que ha creado escuela para nuevas generaciones, auténticas instituciones de la industria del entretenimiento. Una de esas figuras es a quién, en esta ocasión, se le rinde un sentido homenaje en este espacio. Es “La Dama del Buen Decir”. Una SEÑORA: Talina Fernández.



Catalina María del Sagrado Corazón Fernández-Veró Vela, nació el 2 de agosto de 1944 en la Colonia Anzures de la Ciudad de México. Hija única del matrimonio entre Jorge Fernández-Veró y Catalina Vela Alcaráz. Tiene cinco hermanos más de los matrimonios posteriores de sus padres. Curiosamente, el nombre de “Talina” surgió de una curiosa anécdota, gracias a uno de sus primos que, al visitarla en el hospital cuando nació, fue incapaz de pronunciar el nombre de “Catalina”. A partir de allí, para amigos y familia, es conocida como “Talina”. Cursó sus estudios en el Colegio Alemán “Alexander Von Humboldt”, una de las instituciones más prestigiadas de México. Eventualmente, prosiguió sus estudios en un internado en Illinois, Estados Unidos. Allí conoció a una gran amiga: Lolita Ayala, a la postre, otra destacada figura de la televisión mexicana. Talina habla con fluidez inglés, francés y alemán. Al volver a México, decidió estudiar enfermería en el Instituto Nacional de Cardiología. No concluyó sus estudios, pues entonces el matrimonio llegó a su vida. Talina contrajo matrimonio con el francés Gerardo Levy, con quien procreó a sus tres hijos: Mariana, Juan Jorge “Coco” y Patricio. Su matrimonio duró diez años.

Talina fue descubierta en una agencia de publicidad por el actor y conductor de televisión argentino Raúl Ástor, quien la invita a formar parte del elenco del programa de variedades “La Cosquilla” (1970). Eventualmente, el periodista Juan “El Gallo” Calderón, la invita a formar parte del programa femenino “Mujeres, mujeres y algo más”.