Sylvia Rivera: Pionera en las luchas del colectivo LGBT+

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Seguimos haciendo un recorrido a través del tiempo para honrar a los personajes clave en la historia del colectivo LGBT+, figuras que pusieron las primeras piedras para la libertad y el reconocimiento que el colectivo ha conquistado en la actualidad. En esta ocasión, hablaremos de la activista Sylvia Rivera.


Un momento crucial en la historia del colectivo LGBT+ a nivel mundial, fueron los disturbios de Stonewall, una serie de acontecimientos ocurridos en Nueva York el 28 de junio de 1969, que marcaron el inicio de una era de luchas y manifestaciones, de diversas índoles, en favor de los derechos, respeto y reconocimiento del colectivo LGBT+ (y del cual valdría la pena hablar en otro momento). Una figura cumbre de este evento, fue Marsha P. Johnson (1945-1992), aquella mítica mujer transgénero que se convirtió en un ícono en la lucha por los derechos del colectivo LGBT+. Sin embargo, Johnson no fue la única que estuvo en primer plano luchando por los derechos de su colectivo. Al lado de ella hubo otras figuras que, quizá la historia no ha dado el merecido reconocimiento y proyección. Una de ellas es Sylvia Rivera.


Rivera era neoyorquina de nacimiento y tenía sangre puertorriqueña y venezolana en las venas. Su madre se suicidó cuando Rivera era muy pequeña y su padre la abandonó. Fue criada por su abuela, pero esta le despreció por su comportamiento “afeminado” y la echó a la calle a los 11 años de edad. Vivió cosas terribles en las calles y se vio forzada a ejercer la prostitución infantil. Por fortuna, la comunidad de drag queens neoyorquina le dio asilo y le otorgó el nombre de “Sylvia”.

Cuando Sylvia tenía 18 años se integró al Gay Activists Alliance. Inicialmente, Rivera luchó por la inclusión del colectivo drag a la lucha de los homosexuales. A pesar de que muchos historiadores tienen sus dudas al respecto, Rivera afirmaba haber estado junto a Marsha P. Johnson en los disturbios de Stonewall. La alegata por su presencia en el evento, le llevó incluso a sostener controversias con la misma Johnson.



Rivera tuvo una etapa muy controvertida. Su abuso en el consumo de sustancias, le llevó a vivir en las calles, particularmente entre la comunidad gay indigente del muelle de Christopher Street. Su situación de calle y pobreza, la llevó a convertirse en activista en favor de los sectores más desprotegidos del colectivo LGBT+, como las personas indigentes o la gente de la prisión. Junto con Johnson, Rivera co-fundó la Street Transvestite Action Revolutionaries (STAR), en 1970.

En 1992, Marsha P. Johnson murió en circunstancias misteriosas y su cuerpo fue encontrado flotando en el Río Hudson. Rivera fue una de las muchas personas que defendieron la teoría de que Johnson había sido asesinada. La misma Rivera tuvo un intento de suicidio en 1995, en el mismo río. En ese mismo año, Rivera apareció en uno de los episodios de la serie documental The Question of Equality, de Arthur Dong, y concedió una entrevista al periodista Randy Wicker, donde defendió a las personas del colectivo que perdieron sus hogares en la pandemia del VIH / SIDA.



En 2000, como parte de la llamada Millennium March, Rivera fue aclamada como “La madre de todos los homosexuales”. La organización STAR retomó actividades en 2001, defendiendo diversas causas en favor del colectivo, incluyendo varios movimientos de protesta por el asesinato de Amanda Milan, una mujer transgénero.

Por desgracia, la incesante actividad de Rivera se vio truncada el 19 de febrero de 2002, cuando la muerte le sorprendió en el St. Vincent’s Hospital de Nueva York, a consecuencia de un cáncer hepático.



Sylvia Rivera será recordada especialmente por sus luchas en la integración del colectivo travesti, transgénero y transexual, tan injustamente marginado en las luchas de la diversidad sexual, pero también por que abogó por la inclusión en general, pues defendió a los sectores más desprotegidos de la comunidad, como enfermos, indigentes, presos, niños o personas de otras etnias y razas. De hecho, su activismo ayudó a la visibilidad de la comunidad latina dentro del amplio espectro del LGBT+. A Sylvia tampoco le gustaban las etiquetas. A lo largo de su vida se definió a sí misma como mujer transgénero, travesti, drag queen u hombre homosexual, de manera indistinta.



El legado de Sylvia Rivera es tangible a través de distintos homenajes y memoriales. En 2002, poco después de su muerte, apareció el Proyecto de Ley Sylvia Rivera, el cual se dedica a garantizar que todas las personas sean libres de autodeterminar su identidad y expresión de género, independientemente de sus ingresos o raza, y sin enfrentar acoso, discriminación o violencia; en 2002, el actor Jade Esteban Estrada, interpretó a Rivera en el musical ICONS: The Lesbian and Gay History of the World, vol. 1; en 2005, la esquina de las calles Christopher y Hudson, fue bautizada como "Sylvia Rivera Way"; en enero de 2007, se estrenó en Nueva York un musical basado en la vida de Rivera de nombre Sylvia So Far; en 2018, se estrenó el cortometraje Happy Birthday, Marsha!, basado en la vida de Marshall y Rivera; Rivera y Johnson también han sido plasmadas en un mural en Texas que conmemoró, en 2019, el 50 aniversario de los disturbios de Stonewall; ambas mujeres también fueron conmemoradas en 2019, con un monumento en el Greenwich Village de Nueva York, cerca del epicentro de los disturbios históricos de Stonewall. Esto, solo por mencionar algunos de los homenajes que Rivera ha recibido de manera póstuma por su activismo.



Honor a quien honor merece. Aplausos para Sylvia Rivera y agradezcamos infinitamente su labor y ese grano de arena que puso en esta incesante lucha en favor del respeto a la libertad sexual y de identidad y de la que, como se mencionó líneas arriba, hoy en día, las nuevas generaciones pueden gozar. Nunca olvidemos a quienes sembraron la semilla.


LECTURA SUGERIDA:


*Vicky Lynn Eaklor: Queer America: A GLBT History of the 20th Century, (2008),Ed. ABC-CLIO.

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 

Formulario de suscripción

©2021 por Alejandra Bogue. Creada con Wix.com