Siouxsie and The Banshees: Pioneros de la escena Post-Punk

Actualizado: 9 nov

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


En las décadas de los 1970’s y 1980’s del siglo pasado, la música vivió un momento muy significativo con la aparición de la escena Punk. Grandes músicos surgieron en la escena musical representando este nuevo movimiento que encarnó la esencia de la juventud del momento, ávida de romper con las ataduras y convencionalismos de la sociedad de su tiempo. Y justo una de las bandas más influyentes de este singular movimiento musical, es a la que recordamos en este espacio de #TributoALosGrandes. Se trata de Siouxsie and The Banshees.




La banda fue formada por Siouxsie Sioux, (Susan Ballion) y Steven Severin (Steven Bailey). Ambos se conocieron en Londres en 1975 en un concierto de Roxy Music. Con gustos musicales similares (ambos eran fans de David Bowie y de los Sex Pistols), ambos traban amistad y en breve deciden formar su propia banda, a la que se suman Marco Pirroni (guitarra) y Sid Vicious (batería). Siouxsie and The Banshees debutó en septiembre de 1976 en el festival punk del 100 Club de Londres. Allí, Severin quiso emular a Velvet Underground y su debut fue un desastre. La banda se desintegró y poco después, Kenny Morris se integró como baterista.


En 1977, la banda banda debutó en la televisión en el show “So it Goes”, de la cadena británica Granada Television. En 1978, lanzaron su primer sencillo titulado “Hong Kong Garden”. Su disco debut “The Scream”, logró colarse en las listas de popularidad británicas y obtuvo la aclamación de la crítica. El disco se considera uno de los pioneros de la corriente punk denominada Post-punk.



En 1979, la banda lanza su segundo álbum titulado “Join Hands”. El disco contiene entre sus pistas el tema “Poppy Day”, sobre un soldado de la Primera Guerra Mundial. Pero a los cinco días de comenzar la gira de promoción del disco, John McKay (guitarrista) y Kenny Morris (batería) abandonan la formación, dejando solos al dúo de Siouxsie y Steven Severin. La gira británica pudo continuar gracias al apoyo del guitarrista Robert Smith (de The Cure, que tocaban en aquella época como teloneros de la banda) y la contratación de un nuevo baterista: Budgie.



En 1980, es lanzado el álbum “Kaleidoscope”, con un nuevo guitarrista: John McGeoch. El disco es menos oscuro que sus predecesores, y la banda experimenta con el uso de sintetizadores. Con el éxito de los sencillos “Happy House”, “Christine” y “Red Light”, el álbum se convierte en el más vendido en la carrera de los Banshees.



El cuarto disco de la banda “Juju”, se lanza en 1981, con el sencillo “Spellbound”. Este disco es considerado por críticos y fans como el mejor trabajo de la banda, explorando con corrientes como el dark y la psicodelia. En esta época Siouxsie y su baterista Budgie crearon un segundo grupo, The Creatures.




Tras el lanzamiento del sencillo “Fireworks” en 1982, Siouxsie contrae laringitis, por lo que se ven obligados a recortar su gira promocional. En el nuevo disco “A Kiss in the Dreamhouse”, la banda utiliza instrumentos de cuerda por primera vez en su carrera. Producido por Mike Hedges, el álbum es más experimental y más audaz que sus predecesores y es considerado como una pieza maestra por algunos críticos.

Durante la promoción del álbum, el guitarrista John McGeoch sufrió un colapso en el escenario en Madrid, agotado, y tuvo que ser obligado a descansar. Robert Smith de The Cure, volvió a ayudar a los Banshees a concluir la gira y se acabaría incorporando como miembro estable de la banda. Paralelamente, los Banshees crean su propio sello discográfico titulado Wonderland.


En 1983, Siouxsie y Budgie darían nuevamente vida a The Creatures, grabando el álbum “Feast”. Al mismo tiempo, Severin y Smith crearon el grupo The Glove grabando el álbum “Blue Sushine”. Siouxsie and the Banshees lanzaron un sencillo que era una versión del tema “Dear Prudence”, de The Beatles. Eventualmente, los Banshees se reunifican para tocar en el Royal Albert Hall de Londres. Como resultado se lanzó un álbum en vivo titulado “Nocturne'', bajo el discográfico Wonderland.



En mayo de 1984, Smith abandonó la banda para concentrarse en su propio grupo, The Cure, y se integró a un nuevo guitarrista, John Carruthers. En junio finalmente apareció el disco grabado junto a Smith, “Hyæna” con bases de neo-psicodelia y new-wave. Un mes después, fue lanzado en los Estados Unidos. El disco fue el primero en entrar en la lista Billboard.


En 1986, la banda lanza el álbum “Tinderbox”, que aumentó su popularidad en los Estados Unidos. Un disco homenaje a sus artistas favoritos, “Through the Looking Glass”, fue lanzado en 1987. En marzo, John Carruthers abandonó la banda, siendo reemplazado por Jon Klein. Poco después, las Banshees pasan a ser un quinteto por primera vez en su historia, con el ingreso del tecladista Martin McCarrick.



En 1988, la banda lanza “Peepshow”, considerado uno de los mejores de su discografía. Este álbum marca un cambio en el sonido de la banda, ya totalmente redefinidos como pop, aunque conservando elementos rock en su propuesta musical. El sencillo “Peek-A-Boo” fue un éxito en las listas estadounidenses.

Siouxsie y Budgie disfrutaron de un período de descanso y grabaron con The Creatures un segundo álbum en España.



Siouxsie and The Banshees vuelven de nuevo en 1991 con el álbum “Superstition”, el disco más vendido de la banda en los Estados Unidos. En ese mismo año Siouxsie y Budgie contraen matrimonio y se mudan al suroeste de Francia. También grabaron el tema “Face To Face”, para la banda sonora de la película “Batman Returns”, a petición del director Tim Burton.



La banda puso una pausa en su carrera en 1995 tras lanzar el disco “The Rapture”. Este fue el último trabajo de estudio de los Banshees, pues el grupo se disuelve el año 1996.


Tras el cisma de la banda, Siouxsie y Budgie editaron dos álbumes con The Creatures.

En 2002, la banda tiene un fugaz reencuentro. Las disqueras Polydor y Universal lanzaron varios álbumes recopilatorios de la banda.


Siouxsie y Budgie se divorciaron en 2005, dando por finalizada su relación artística con The Creatures.


En 2007, Siouxsie se lanzó como solista con el disco “Mantaray”, publicado por Universal. El disco logra un sonido único, fusionando de una manera inteligente a The Banshees y The Creatures agregando un poco de glam y pop que recibió una buena recepción.



Los últimos cuatro álbumes de estudio remasterizados del grupo fueron lanzados en CD con varios bonus inéditos en 2014. En 2018, sus once álbumes de estudio fueron relanzados en versión vinilo.


En 2022, se publica una biografía del guitarrista John McGeoch. El libro contiene entrevistas recientes e inéditas con numerosos músicos que han citado a McGeoch como una influencia en su trabajo, como Johnny Marr de The Smiths, Jonny Greenwood y Ed O'Brien de Radiohead, y John Frusciante de Red Hot Chili Peppers, entre muchos otros. También incluye una nueva entrevista con Siouxsie y Steven Severin.


Hoy en día, Siouxsie está considerada como una de las cantantes británicas más influyentes de la era del rock. La banda también ayudó a generar la escena gótica.

Siouxsie and The Banshees tuvo un impacto en muchos géneros posteriores, incluidos el post-punk o el synth pop. Entre los fans que valoran su trabajo se encuentran el cantante Morrissey, Depeche Mode, Dave Navarro de Jane's Addiction, los Red Hot Chili Peppers, Shirley Manson de Garbage y Courtney Love. El cantante The Weeknd sampleó diferentes partes de "Happy House" para su canción "House of Balloons".


Para todos aquellos que no conocen el trabajo de esta mítica banda, es buen momento de que se atrevan a echar un ojo y a reconocer la razón de su valioso legado musical.