Respeto y dignificación de los Adultos Mayores: Basta de "Ageism"

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03



El término anglosajón Ageism, que bien podría traducirse al español como Viejismo o Ancianismo, es un término acuñado en 1968 por el gerontólogo y psiquiatra estadounidense Robert Butler (1927-2010) y se refiere a una serie de creencias, normas o valores que perpetúan y justifican la discriminación y marginación en diversos ámbitos de las personas adultas mayores. El término fue acuñado basándose en los términos de sexismo y racismo. Es una práctica discriminatoria cruel, absurda y totalmente injusta que debería de ser erradicada para siempre de nuestra sociedad.


Silvia Pinal & Ignacio López Tarso, dos leyendas vivientes de la actuación de Habla Hispana.

Este tema se expone a raíz a consecuencia de una serie de burlas, acoso, y enjuiciamiento público suscitado en México en redes sociales en el mes de mayo de 2022. En este mismo mes, la legendaria actriz mexicana Silvia Pinal, anunció su regreso al teatro a sus 91 años de edad. La mítica estrella presentó un problema leve de salud que le impidió dar la primera función a la prensa de su puesta en escena ("Caperucita, ¿Qué onda con tu abuelita?"). Un video circuló en medios nacionales e internacionales de la gran figura de la escena mexicana siendo apoyada por su equipo a subir a su automóvil mientras miembros de la prensa se arremolinaban a su alrededor. Eso generó una serie de comentario y opiniones en las redes sociales en las que se cuestionaba el hecho de que la actriz siguiera trabajando a su edad. Los comentarios llegaron al punto de hacer comentarios crueles y burlescos y acusar y enjuiciar públicamente a los miembros de su familia. Esto, sin fundamentos, sin bases, totalmente a la ligera, como si el pertenecer a una red social nos diera el derecho y poder absoluto de señalar las vidas ajenas.


La actriz mexicana Silvia Pinal. Con más de nueve décadas de edad y siete décadas de trayectoria, la mítica actriz permanece activa.

La pregunta inicial sería: ¿Cómo una estrella del calibre de Silvia Pinal puede ser objeto de comentarios tan groseros y discriminatorios? Y de esta parte toda una serie de preguntas más: ¿Quiénes somos nosotros para decidir cuando y cómo debe de poder trabajar una persona? ¿Con que derecho remarcamos que una persona de edad tiene que retirarse y estar "guardada" en su casa, postrada en un sofá en espera de la muerte? ¿Por qué esa idea generalizada de que las personas adultas mayores son inútiles y que estorban en la sociedad?


En el caso especifico de Silvia Pinal, resulta admirable que a estas alturas de su vida, y después de una trayectoria tan vasta en los espectáculos, la actriz conserve su interés en seguir trabajando. Es digno de admirar también que su interés de seguir siendo útil y que su vocación de actriz esté por encima de la vanidad de seguir luciendo una "belleza" en plenitud, como podría esperarse de una mujer que es considerada por muchos dentro de la categoría de las divas del Séptimo Arte. ¿Cuántas personas mayores se sabe que terminan cayendo en depresión, a veces con resultados fatales, cuando entran en su periodo de jubilación? ¿Con que derecho les quitamos su intención de seguir siendo útiles solo por que consideramos que ya no están capacitados para ello? Siempre y cuando su integridad física no se vea severamente perjudicada, no tenemos ningún derecho de decidir sobre ellos.


El actor mexicano Ignacio López Tarso, de más de noventa años de edad, en una representación vía streaming de la obra "Macario".

La actriz estadounidense Jane Fonda en el esplendor de su octogenaria belleza.

Un caso igualmente digno de admirar es el del gran actor mexicano Ignacio López Tarso, quién permanece vigente en la actuación con más de nueve décadas de edad. Ante la pandemia del COVID-19 y su consiguiente confinamiento, el primer actor ha inventado nuevas formas de seguir activo y presenta obras de teatro vía streaming a través de diversas plataformas.


Un caso similar es el de la actriz estadounidense Jane Fonda, quién permanece activa en el mundo del espectáculo tras más de cinco décadas de carrera. La octogenaria belleza madura de Fonda sigue siendo alabada, venerada y reconocida de forma mediática en revistas de gran prestigio internacional. La belleza física de las personas adultas mayores también debe de ser reconocida y admirada. El concepto de belleza occidental que impera en el mundo, parece que solo le da cabida a las personas que oscilan entre los 20 y 40 años de edad.

Otro caso digno de destacar es el de la también mítica presentadora de televisión mexicana Talina Fernández. Fernández compartió con sus seguidores en el año 2022 el estar en una relación amorosa con un hombre contemporáneo suyo. ¿Quién dice que los asuntos sentimentales también están limitados a la edad?


La presentadora de televisión mexicana Talina Fernández presume en medios su relación sentimental en la plenitud de su vida.

Y dejando de lado el mundo del entretenimiento, pasemos a otros ámbitos como la política. Hoy en día, el hombre que dirige el destino del país más poderoso del mundo es un hombre de más de setenta años de edad. Joe Biden, presidente de los Estados Unidos desde el año 2021, ha anunciado su intención de continuar su carrera política y contender como candidato para un nuevo periodo presidencial. De conseguir su objetivo, Biden sería uno de los presidentes de mayor edad de la historia de la Unión Americana.

Otro ejemplo tangible de plenitud y prestigio a la edad mayor es el de la reina Isabel II del Reino Unido. La nonagenaria monarca es la soberana de mayor edad que ha reinado en Europa y también el reinado más añejo de la historia de su país. Con sus más de noventa años de vida, Isabel II permanece regia y no ha perdido ni un ápice del simbólico poder monárquico que ha encarnado durante siete décadas de gobierno.


Joe Biden, uno de los presidentes de mayor edad en la historia de los Estados Unidos.

Y es que en muchas culturas y momentos de la Historia, las personas adultas mayores son reconocidas y respetadas por su experiencia, sabiduría y claridad de pensamientos. Sin embargo, las generaciones más jóvenes (entre los adolescentes y los veinteañeros), parecen creerse dueños de la verdad absoluta. Todo aquello que sucedió hace más de tres años les parece viejo y obsoleto y se sienten dueños y señores de cuanta red social existe y de los contenidos que marcan tendencia de acuerdo a "sus intereses". Es justo esa generación la que muestra más síntomas de ageism y que perpetúan memes y burlas que denigran la imagen del adulto mayor como si fueran estorbos, parias sociales, "apestados" de los mundos virtuales.


Isabel II del Reino Unido, la monarca más longeva y el reinado más largo en la Historia de su país.

Hay un dicho de gran sabiduría que dice : "Como te ves me vi, como me ves te verás". Este dicho tiene una razón absoluta. ¿Creen los miembros de las generaciones actuales llegar a al adultez mayor y poder seguir teniendo el interés a la vida, vitalidad y energía, con este mundo que avanza a niveles acelerados y que viene determinado por la cantidad de seguidores o likes que tienes en tus redes sociales? Si el no tener miles de seguidores en redes o vistas en YouTube los sume en una depresión de niveles autolesivos, ¿Creen llegar a los noventa años y seguirle teniendo el amor a la vida y fidelidad a su vocación como la señora Silvia Pinal, a quién no le importa despojarse de su imagen de "diva" con tal de subirse a un escenario a trabajar dignamente? Honestamente yo creo que no. Y es un tema para reflexionar, por que la vida se va en un suspiro, y cuando menos lo imaginen, ya estarán siendo atacados en redes sociales por usuarios "todo lo sé" que pedirán a gritos que los encierren en su casa por ser viejos. e inútiles. Esta vida es un boomerang.


¡¡¡Respeto y dignidad para las Personas Adultas Mayores!!!


101 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo