top of page

Recordando al Maestro Pablo Leder (1942-2019)

Actualizado: 25 may 2022

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Sí, por más que muchos se nieguen a reconocerlo, el colectivo LGBT+ ha aportado muchísimo en varios ámbitos en la historia del mundo, sobre todo en el mundo del arte y la cultura. En este espacio, tratamos de honrar y homenajear a todos aquellos que, con su trabajo, han puesto en alto el nombre de la comunidad. Uno de ellos, es el personaje al que rendiremos tributo en esta ocasión. Se trata del maestro Pablo Leder (1942-2019).



Su nombre real era Pablo Elías Fastag Lader. Nació el 22 de junio de 1942 en Santa Rosalía, Baja California Sur, México. Descendía de una familia de origen judío polaco que llegó a México escapando de la persecución nazi en la Segunda Guerra Mundial. Más adelante, se instaló con su familia en la Ciudad de México. Ya con el nombre de Pablo Leder, en 1960, con tan solo dieciocho años de edad, ingresa a estudiar actuación en el Instituto Andrés Soler de la Asociación Nacional de Actores (ANDA). Pablo destacó muchísimo entre su generación gracias a sus enormes dotes artísticas. Precisamente su profesor de pantomima era ni más ni menos que el actor, director, productor, músico, guionista, dramaturgo y psicomago Alejandro Jodorowsky. Pronto, Pablo se convierte en uno de los más destacados discípulos de Jodorowsky y comienza a trabajar con él en algunos montajes teatrales. El primero fue Chin, Chin, los monstruos se convierten en alcohol. Después de realizar algunos otros trabajos semi-profesionales de la mano de Jodorowsky, Pablo finalmente tiene la oportunidad de actuar en El juego que todos jugamos, una de las obras más populares de Jodorowsky. De allí vendría La ópera del orden, montaje teatral especialmente recordado por las numerosas anécdotas y aventuras que lo acompañaron. Resulta que, en dicho montaje, Pablo y otros actores aparecían caracterizados como mujer. Esto provocó que las autoridades de varios gobiernos, se dedicaran a perseguir “esa obra de afeminados y travestis”. La compañía fue víctima de encarcelamientos, acosos y hasta ataques físicos en un pueblo del estado de Puebla.