Margarita Gralia: Una belleza inmarchitable

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Sin duda alguna, esta mujer es una de las más bellas que han aparecido en el espectáculo mexicano. Dueña de una gran belleza, porte y sensualidad, pero sobre todo de un enorme talento histriónico y gran presencia escénica, ha forjado una importante carrera en el espectáculo en las últimas cuatro décadas. Este espacio de #TributoALosGrandes, va dedicado a ella: la espectacular Margarita Gralia.




Margarita Gralia Pulido nació en Buenos Aires, Argentina, el 23 de diciembre de 1954. Desde su infancia sintió atracción por los escenarios, más nunca pensó en convertirse en actriz. Comenzó su carrera como modelo y actriz en su país natal. En 1979 debutó en el cine argentino en la película “Los superagentes no se rompen”, dirigida por Julio De Grazia. En 1980, Margarita debutó en televisión con un pequeño rol en la legendaria telenovela argentina “Rosa…de lejos”. En 1981 actúa también en la cinta “Visión de un asesino” (1981), de Hugo Reynaldo Mattar.


Fue en 1982, cuando Margarita es descubierta en Argentina por el productor Hugo López (quién sería manager del cantante Luis Miguel). López le ofreció la oportunidad de trabajar en México en la versión teatral del programa televisivo mexicano “La Cosquilla”, con Raúl Ástor y Héctor Suárez. Margarita llegó a México solo por unos meses. Tras su debut teatral, es contactada por Silvia Pinal para trabajar con ella en la obra teatral “La señorita de Tacna”, obra teatral del Premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa y en la que Margarita impacta con un desnudo integral. A partir de ese momento comienza a trabajar masivamente en México. Su esposo, el artista Ariel Blanco, recibió una oferta para trabajar como escenógrafo en la cadena Televisa, mientras que ella recibió la oferta del productor Víctor Hugo O'Farril de trabajar en telenovelas. Margarita tardaría siete años en volver a Argentina.



Margarita debutó en las telenovelas mexicanas en 1983, en el melodrama “El amor ajeno”. A partir de ese momento y hasta 1996, trabaja en un sinnúmero de telenovelas de Televisa, entre las que destacan “La pasión de Isabela” (1984), “De pura sangre” (1985), “La casa al final de la calle” (1989), “Balada por un amor” (1990), “Atrapada” (1991) y “Caminos cruzados” (1994).




Margarita afirma que en esa etapa de su carrera en telenovelas, se encasilló interpretando siempre al mismo personaje: la mujer elegante y seductora, la “femme fatale” de la trama”, sin oportunidad de lucimiento como actriz.


En 1997, la cadena Televisión Azteca le ofrece el personaje de “Paulina”, una mujer independiente y sexualmente liberada en la telenovela “Mirada de mujer”. El personaje de Margarita impactó profundamente al público. Y es que gracias a él, se abordaron temas tabú en la sociedad mexicana de la época, tales como la libertad sexual de la mujer, el maltrato sexual, la relación entre una mujer madura y un hombre más joven y el VIH / SIDA en la población femenina.






A partir de su éxito en la ya mencionada telenovela, en 1999 Margarita obtiene su primer estelar en telenovela en el melodrama “Besos prohibidos”. En 2000, Margarita estelariza el monólogo teatral “Tengamos el sexo en paz”, mismo que hablaba acerca de la libertad de la mujer en todos los ámbitos. El montaje fue dirigido por Angélica Aragón.


En 2003, Margarita interpreta el mítico personaje de “Mrs. Robinson” en la versión teatral mexicana de la película “El Graduado”. En la obra, Margarita nuevamente causó impacto entre el público y la crítica por un desnudo que realiza en escena. Un año después, la actriz, con 50 años de edad, causó sensación al aparecer desnuda y con una belleza plena y natural, en la versión mexicana de la mítica revista “Playboy”.


En 2005, Margarita obtiene otro de los éxitos más notables de su carrera como actriz al protagonizar la telenovela “Amor en custodia”, la cual rompe récord de audiencia y en donde encarna a “Paz”, una mujer independiente que, nuevamente, rompe el tabú generacional del amor y el sexo.



En 2010, Margarita obtiene dos éxitos importantes en el teatro. Fue una de las estrellas principales de la versión teatral mexicana de la clásica cinta de Pedro Almodóvar “Todo sobre mi madre”, además de formar parte del reparto coral del montaje “Entre mujeres”, por el cual se hizo acreedora del Premio APT (Asociación de Productores Teatrales). Otros montajes posteriores en los que Margarita ha participado son “Cada quién su vida” (2015) y “Mujeres de ceniza” (2016).



Además de su brillante trayectoria como actriz, Margarita ha incursionado en otros campos. Desde hace más de una década, la actriz radica en la ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, en donde ella y su esposo Ariel son propietarios del restaurante “Chocolates y Churros San Agustín”, el cual se ha vuelto uno de los lugares más populares para visitar en dicha ciudad. En 2012, Margarita también publicó un libro titulado de autoayuda titulado “Decide ser feliz”.



La actriz también ha enfrentado momentos duros. En 2015, sufrió un derrame cerebral, mismo que la tuvo incapacitada durante un tiempo. En 2020, ella y su esposo Ariel también fueron víctimas de la pandemia del COVID-19. Afortunadamente, la actriz logró sobreponerse exitosamente de dichas batallas.


Hoy en día, Margarita vive en la plenitud de su vida, gozando de los frutos que su trabajo de más de cuatro décadas le han brindado. Y como lo mejor está por venir, seguramente pronto veremos a la actriz de vuelta en el espectáculo con un proyecto muy especial, como ya nos tiene acostumbrados.



Sigan a Margarita en sus redes sociales:


Twitter: @GraliaMargarita

Instagram: @margarita.gralia


56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo