Madorilyn Crawford: La Reina de la Noche de Colombia

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: luismiguelr03





En América Latina, también tenemos el privilegio de contar con figuras emblemáticas de la escena queer. Personalidades que con su talento y estilo, se han convertido en referentes y figuras icónicas de la sub cultura LGBT+. Y en esta labor de recopilar una #MemoriaTrans, en este espacio hablaremos acerca de la genial Madorilyn Crawford.



Mado es originaria de Villavicencio, Colombia. Llegó a Bogotá a finales de los años 1980s. Pronto, comenzó a introducirse en el mundo de la noche y fue justo en los más celebrados clubes de la ciudad, que conoció de cerca el arte del transformismo. Fue en el centro nocturno La Tasca Santa María, de la capital colombiana, donde Mado se caracterizó como la actriz Marilyn Monroe en una fiesta de Halloween. Su caracterización causó sensación. Fascinada por el glamour y el esplendor de las Reinas de la Noche, Mado participó en un concurso organizado por el dueño de uno de los bares que frecuentaba. De forma paralela, Mado conoce el arte de Madonna, la superestrella de la música del momento. El dueño del centro nocturno le ofrece caracterizarse como “La Chica Material”.

Mado participó y ganó el concurso, cuyo premio era un viaje a Cartagena de Indias. Cabe decir que nunca le dieron el viaje, pero le permitieron tomar el centro nocturno como base de operaciones para preparar su caracterización. Todo este proceso dura más de un año, pero el resultado es espectacular: surge Madorilyn, nombre obviamente tomado de las dos divas rubias que le habían inspirado El apellido Crawford fue tomado de otra figura mítica del celuloide: la gran Joan Crawford. Un punto importante a remarcar es que Mado no tenía siquiera conocimientos sobre maquillaje. Todo fue un proceso de aprendizaje realmente riguroso y artesanal.


Foto: José Alfonso Vanegas

Madorilyn Crawford no tardó en robar la atención mediática en Colombia. En ese momento, Madonna atravesaba por un período glorioso en su carrera. No existían en Colombia shows de transformismo que pudieran emular de forma tan detallada a los ofrecidos por la Reina del Pop. Solo Madorilyn estaba a la altura, engalanando su show con sus coreografías, bailarines y un vistoso vestuario. Su popularidad comienza a sonar en los medios. Aquí cabe subrayar un aspecto muy relevante: antes de Madorilyn, ningún artista de la escena queer había captado de tal forma la atención en los medios. Madorilyn se convierte en invitada recurrente en shows de televisión, aparece en la prensa escrita y entra en contacto con diversas celebridades.


Naturalmente, Madorilyn Crawford se convierte en el blanco de críticas y señalamientos de sectores conservadores y cerrados de la sociedad. Es cierto que se convierte en receptora de todas las cosas negativas que se dicen sobre la comunidad LGBT+, pero también ayudó a dignificar la imagen del colectivo ante los medios y ayudó al reconocimiento del transformismo como una expresión artística. Madorilyn Crawford tuvo como la época de mayor auge con su espectáculo el periodo comprendido entre los años 1991 a 1998.


Foto: Pablo Suárez

Pero además de sus shows personificando a la Reina del Pop, Mado también logró el reconocimiento en el mundo del performance. En 2005, su performance al ritmo del tema “Frozen” de Madonna, le hizo ganadora del concurso Diva de Divas. Mado tuvo su propio club nocturno en Villavicencio, donde pasó unos años de esplendor. Pero al volver a Bogotá, se dio cuenta de que el mundo del transformismo había cambiado. Entonces, decidió incursionar en una nueva faceta artística: las artes plásticas. También ha incursionado en el mundo del cómic, como autora e ilustradora de algunos proyectos del llamado Noveno Arte. Esto sin dejar de largo a Madorilyn, que de cuando en cuando reaparece e irrumpe en ese mundo de la noche donde tiene un lugar irremplazable.



Ahora abordemos otro aspecto muy importante de la faceta de Madorilyn: el activismo social. La popularidad y el prestigio mediático gozado por Madorilyn, le han permitido prestar su voz para las causas del colectivo LGBT+ en general, y de la comunidad trans en particular. En el más puro estilo de las casas estadounidenses relacionadas con los balls y el voguing, Madorilyn es considerada la Madre de varias chicas trans, a quienes ha brindado fuerza moral, orientación y apoyo en su vida y en su carrera. Es la Familia Crawford. Hoy en día, Madorilyn también imparte talleres sobre la familia diversa con la Fundación Red Familia Diversa y participa en proyectos del colectivo artístico El Rebusque. También forma parte del grupo docente de la Escuela de Arte Trans de Colombia.



Un feliz encuentro entre Madorilyn y el artista plástico y productor Manu Mojito, derivó en la publicación del libro biográfico “Madorilyn y la Familia Crawford”, el cual fue publicado en 2015.


Manu Mojito & Madorilyn Crawford

La asociación artística entre Madorilyn y Manu Mojito, deriva también en su participación en proyectos con la casa productora Macabra. En 2017, Madorilyn personifica a una versión alterna de sí misma en la miniserie televisiva colombiana “Selección Natural”.



Hoy en día, Mado sigue aportando al mundo del arte desde diversas trincheras. Está acompañada por la omnipresente presencia de Madorilyn, quién en este punto, es considerada toda una leyenda viviente de la cultura LGBT+ colombiana y una referencia importantísima para toda una generación de artistas del transformismo, el performance y las mujeres trans de su país.



Es muy importante reconocer y homenajear a todas las grandes figuras del colectivo LGBT+ de nuestra tierra latinoamericana. Desde esta región del globo, la comunidad tiene representantes y voceros importantísimos en el mundo de las artes y del activismo, escribiendo la historia y sembrando las semillas de cuyos frutos goza hoy la generación actual. Y la mítica Madorilyn Crawford es una de ellas.



Y recuerden que ya está disponible a través de este espacio, la versión digital del libro biográfico de Madorilyn. Pueden encontrar más información sobre cómo adquirirlo en esta página y en las diferentes redes de Alejandra Bogue y Manu Mojito. ¡Es un testimonio de colección! ¡No pierdan la oportunidad de adquirirlo!



LECTURA SUGERIDA:


*Manu Mojito: “Madorilyn y la Familia Crawford”, Ed. La Valija de Fuego (2015).

Entradas Recientes

Ver todo

Formulario de suscripción

©2021 por Alejandra Bogue. Creada con Wix.com