Las Mujeres trans y su injusta representación en la televisión

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Las cosas están cambiando, de manera lenta, pero están avanzando. Hoy en día, la comunidad LGBT+ ha logrado ir modificando esa injusta representación que se ha hecho sobre sus miembros a través de los medios audiovisuales. Pero entre el colectivo, la comunidad trans es la que aún necesita representaciones más dignas en los medios masivos. En el cine, hemos visto grandes trabajos que dignifican la vida y obra de muchas personas trans. Lo mismo sucede en el teatro y en los medios virtuales. Donde aún que hay que pugnar más por una representación digna es en la televisión, que hasta hoy sigue siendo considerado uno de los medios audiovisuales más influyentes.


Alejandra Bogue compartió en el segmento Confesiones de Madame, a través de su canal oficial de YouTube (y que pueden encontrar en esta misma plataforma), su propia y amarga experiencia en un programa de televisión, donde la utilizaron como un vehículo para la burla, la mofa y el escrutinio público.


Muchos nos preguntamos entonces ¿Cómo es que una actriz con una carrera tan sólida y resplandeciente como La Bogue permite semejantes ofensas en un programa televisivo? La respuesta la pueden encontrar en el video que está líneas arriba. Muchas actrices como Alejandra Bogue, obviamente están en búsqueda de espacios y foros para plasmar su arte y crear un vínculo para acceder al público. Y qué mejor que la televisión para poder conectarse con la gente. Por desgracia, la falta de espacios y reconocimiento al trabajo y trayectoria de las mujeres trans, las ha llevado a aparecer en programas de televisión como objeto de burla. Y es que, en la televisión mexicana, la visibilidad de la mujer trans es muy limitada, casi nula. Pocas veces en telenovelas, unitarios, programas musicales o de variedades, se les ofrece trabajo acorde a sus trayectorias y preparación. Como el morbo es un gancho perfecto para atraer a las audiencias, se les ha utilizado como bufones, ridiculizándolas, ofendiéndolas y convirtiéndolas en blanco de los complejos, prejuicios y críticas de una sociedad heteronormativa, de doble moral y cruel. Muchas veces tampoco se respeta su condición de mujeres trans y se les denomina como “travestis”, con un dejo de menosprecio.




En 2004, se produjo en México la primera versión de la telenovela argentina Los Roldán. En dicha historia aparecía una mujer trans entre sus personajes principales. La primera versión mexicana (Los Sánchez), respeto el argumento y el personaje fue encarnado por la actriz trans Libertad Palomo. Siete años después, se produjo una nueva versión mexicana de Los Roldán (Una familia con suerte), y el personaje de la mujer trans fue reemplazado por el de una mujer cisgénero, ¿Por qué?


El caso de Francis también es muy singular. Ella se autodefinía como un travesti, aunque en realidad llevaba una vida como mujer. ¿Sería acaso objeto de presión mediática para negarse a proclamar públicamente su identidad femenina? Francis realizó apariciones en varias películas y shows televisivos, pero en algunas de ellas se vio forzada a hacer mofa de su identidad sexual.



Miriam Rivera (1981-2019)

En 2004, la modelo y actriz de cine para adultos mexicana Miriam Rivera, protagonizó el reality show británico There’s Something About Miriam, en el que un grupo de hombres eran convocados a enamorarla sin saber su condición de mujer trans. Esto como si se tratara de un experimento con un “bicho raro”. Esta representación levantó muchas protestas entre el colectivo trans internacional.


Esto no es privativo de México. Parece que es una constante en las sociedades hispanoamericanas. En España, en la mismísima Europa, tenemos casos muy claros del menosprecio y la manipulación de la mujer trans para el circo mediático.


Uno es de la mítica Cristina Ortíz La Veneno. Aunque Cristina no era actriz, tuvo la suerte de ingresar en la televisión por la puerta grande. Su desparpajo, carisma, belleza y desinhibida personalidad, fueron explotadas a la perfección para volverla parte del circo mediático de los programas del corazón de la Madre Patria. La Veneno era la reina de los ratings. Esto lo sabían muy bien las producciones televisivas.



Carmen de Mairena (1933-2020)

En España existió también el triste caso de Carmen de Mairena. Carmen, una cupletista transgénero española, que tuvo la desgracia de sufrir tratamientos estéticos desastrosos en su cara y en su cuerpo, fue denominada como un friki (fenómeno) de la televisión. En muchos programas, Carmen era ridiculizada y recibía burlas debido a su aspecto y condición sexual. Esto era divertido para muchos, pero una total falta de respeto a su integridad como ser humano, como mujer y también a su condición de adulta mayor.





Y en otras latitudes la situación no cambia demasiado. Allí está el caso de la finada Alina María Hernández Cachita, la popular comediante trans cubana que aparecía en el show televisivo El Gordo y La Flaca de la cadena Univisión.



Alina María Hernández "Cachita" (1970-2016)

¿Han habido cambios? Si, pero todavía son muy poco visibles. La popular serie televisiva streaming La casa de las flores presentó entre su elenco estelar a una mujer trans. Pero fue interpretada por un actor. Esto levantó muchas ampollas entre el colectivo trans. Pero las respuestas oficiales apuntaban a la carencia de actrices trans en el medio para desempeñar el papel. ¡Pero como no van a estar ausentes si no les dan la oportunidad de figurar! Claro que hay excepciones. Paradójicamente la misma Alejandra Bogue, tras su paso por aquel programa donde fue objeto de agresiones, tuvo la oportunidad de estelarizar su propio show televisivo, un caso insólito en la historia de la televisión mexicana.


Actualmente, una de las series televisivas de mayor audiencia es la basada en la vida de La Veneno. La calidad de la serie es de primera. Cristina ha regresado a la televisión, después de partir de este mundo, en una imagen muy diferente a la que apareció en vida. Es como si la revolución le hiciera justicia. Lo mismo sucede en el caso de Paca, la Piraña, la simpática compañera de andanzas de La Veneno que, gracias a su actuación en la bioserie, ha obtenido su propio espacio streaming, sin ser ridiculizada o ser tratada como persona “de segunda”.


La serie televisiva de Fox Pose ha logrado algo muy importante: abrir las puertas a toda una serie de actrices transgénero y transexuales, en roles estelares, sin estereotipos ni burlas de por medio. Vamos por buen camino. Ahora solo falta que México siga esta pauta.


El espacio virtual de Alejandra Bogue es otro claro ejemplo de cómo las mujeres trans en México están empleando los nuevos espacios online para desarrollar sus proyectos ante la falta de apertura en medios televisivos. Y así como Bogue, otras mujeres como Himmel Reyes, Victoria Volkóva y Ophelia Pastrana están generando proyectos interesantes a partir de estas nuevas plataformas.


Aún hay mucho camino que recorrer. Las mujeres trans podrán haber sido objeto de burlas y ofensas en los medios de varios países, pero nadie puede negar que ellas han estado a la vanguardia en muchas propuestas diferentes.


111 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 

Formulario de suscripción

©2021 por Alejandra Bogue. Creada con Wix.com