¡Las mujeres trans son mujeres y los hombres trans son hombres!

Actualizado: 9 jun

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


No hay nada que discutir al respecto. El sexo va más allá del físico y los genitales. El verdadero sexo está en el cerebro. La mente es la que rige todo tu cuerpo. Eres lo que piensas. Y en una perspectiva más romántica, el sexo se lleva en el alma. Lo que lleves entre las piernas no determina lo que llevas en el interior.




Esta afirmación viene como respuesta a la creciente ola de violencia desatada en contra de las personas trans en México y en otras regiones del mundo. En un momento dado, parecía que finalmente comenzaban a cosecharse frutos de una larga lucha por los derechos y la dignificación del colectivo trans entre la sociedad. Pero la realidad es que se vive un franco retroceso. La violencia y las agresiones contra las personas trans, pero mas específicamente contra las mujeres, está alcanzando cifras y niveles atroces en México. Como si mágicamente hubiéramos retrocedido a la década de los 1970s. En cines, oficinas públicas, grupos activistas, medios de comunicación y hasta en las curules del poder legislativo, parece haber una campaña férrea para dañar a la comunidad trans. No existe una razón específica de peso para ello. Es solo la transfobia y la ignorancia la que está imperando en los argumentos de los detractores (por no decir de los agresores).



Entre los sectores más agresivos contra la comunidad trans femenina, se encuentran los grupos de feministas ultra radicales, quienes tratan de invisibilizar a las mujeres trans de sus luchas por la supuesta dignificación femenina. El argumento: "No son mujeres "biológicas", nacieron como hombres". El término "biológicas" ya pone en evidencia la profunda ignorancia y el dolo. ¿Acaso las mujeres trans son cibernéticas o no forman parte de la biología humana? La gran mayoría de las mujeres trans se identifican como eso mismo: MUJERES TRANS. Nunca se ha pretendido vender la idea de que su cuerpo realice las mismas funciones que los de una mujeres cisgénero.

Ellas no menstrúan, ni tienen un sistema reproductivo que les permita concebir un hijo. Sin embargo, y como se menciona en las primeras líneas del artículo, sienten, piensan, reaccionan y viven como mujeres. Lo mismo ocurre, de manera inversa con los hombres trans. Vale la pena investigar y documentarse. Existe la Disforia de género (nombre apropiado con el que se denomina la transexualidad femenina y masculina), y esta no es una enfermedad, ni una desviación ni una perversión. Es una cuestión BIOLÓGICA que le ocurre al ser humano y a algunas otras especies animales, según han arrojado investigaciones científicas.

Los argumentos sobre la naturaleza que presentan los detractores son parciales y absurdos. Todos formamos parte de la naturaleza, de la biología. O sea, todos somos biológicos.

Fragmento de una imagen de publicidad de una marca de toallas sanitarias en la que se aboga por la inclusión de hombres trans.

Además, resulta paradójico que un sector de la sociedad que ha sido tan violentado históricamente como son las mujeres, repitan los mismo actos de discriminación, violencia y falta de inclusión contra los que llevan siglos de histórica lucha. Es como si las comunidades afroamericanas iniciaran campañas para atacar o invisibilizar a otras minorías étnicas o raciales. No hay congruencia en sus argumentos. Pierden validez como grupos unificadores e integradores.



Las agresiones como las que han sufrido mujeres trans en lugares de recreo (como el cine), y los debates absurdos que han abierto en redes sociales y otros medios algunos detractores de la diversidad sexual (como el que existan sanitarios para personas trans en sitos públicos), parecen llevarnos directamente a la época de la segregación racial en países como los Estados Unidos o Sudáfrica. ¿Recuerdan cuando a la gente de color se le impedía entrar en lugares "para blancos" en estos países? ¿Recuerdan cuando se les impedía incluso usar los mismos bebederos? ¡La historia se está repitiendo!


Por supuesto en la comunidad trans (como en todos los sectores de la sociedad), existen personas que pueden llegar a tener comportamientos inadecuados. Pero, ¿Debemos generalizar? Es como si a todos los hombres se les acusara de pervertidos y se les impidiera usar los sanitarios públicos, solo por que hay algunos por allí que les gusta molestar a la gente mostrando sus genitales o realizando actos grotescos por las calles. En una situación ocurrida en abril de 2022 en un cine de la Ciudad de México, se abrió un debate en redes sociales y otros medios sobre el hecho de que las mujeres trans con pene podían causar un impacto entre niñas que entren a un sanitario y pudieran ver los genitales de dichas mujeres. ¿Y las trans que tienen una vagina? ¿Tendría que haber otro baño para ellas en sitios públicos? Es tonto y retrógrada pensar en eso. Los sanitarios no están pensados para socializar. Su función básica es prestar servicio para que las personas realicen sus necesidades fisiológicas en privado. Tampoco creo que sea agradable para una niña el ver a una muer cisgénero por allí mostrando los genitales. Es la misma situación.


La diputada trans Salma Luévano, la cual ha sido víctima de ataques transfóbicos en la política.

Las agresiones para la comunidad trans también se han suscitado en el ámbito de la política. Ningún servidor público tiene derecho a violentar a nadie. Cualquier acto de LGBTfobia, racismo, clasismo, xenofobia o algún otro acto discriminatorio proveniente de un político, debe ser sancionado inmediatamente. Ellos sirven al pueblo. Si tienen ideas y prejuicios sobre estos temas, más vale que se los guarden muy dentro. Ellos predican con el "ejemplo" ante la sociedad. Los diputados y senadores son encargados de legislar sobre leyes que favorezcan al pueblo. Si algún político rompe con esta norma, no puede quedar impune. En 2022, un diputado hizo una declaración en la cual señaló la existencia de un "Lobby trans" que busca invisibilizar a la mujer cisgénero en diversos campos. ¿Un lobby trans? ¿Existe la osadía de declarar que existe un grupo privilegiado de mujeres trans en México? Las estadísticas no mienten. Uno de los grupos más vulnerados en la sociedad son las mujeres trans. Los asesinatos y agresiones se cuentan por decenas. La falta de inclusión en ámbitos laborales, médicos, sociales y familiares son alarmantes. Hablar de la existencia de un grupo privilegiado es ignorante, cínico, burlón y cruel.




Ni hablar también de la postura de grupos religiosos que insisten en meter cuestiones espirituales en asuntos de sexo que no tienen nada que ver. La religión tiene como campo de acción el alma de las personas. Ninguna religión tiene derecho a imponer sus dogmas en asuntos fisiológicos de las personas. Y esto no solo va por la postura de grupos religiosos hacia la transexualidad, sino a cualquier tema relacionado con la sexualidad humana.


Otro punto importante a destacar es la falta de solidaridad entre la comunidad LGBT+ mexicana. Cuando hombres gay han sido víctimas de agresiones y actos discriminatorios, las mujeres trans dan la cara y se solidarizan. Los hombres homosexuales invisibilizan mucho a la mujer trans y, en muchos casos, se mantienen indiferentes ante sus luchas. Recordemos que gracias a la lucha de muchas mujeres trans, es que ahora "los barbones" tienen derechos y privilegios; se pueden casar, adoptar, gozar de oportunidades laborales etc.

Las redes sociales ahora son una poderosa arma para alzar la voz y hacer ruido en la sociedad. Obviamente utilizadas de la manera correcta, por que también pueden ser un arma muy peligrosa para ser utilizada en contra por los detractores. Pero la unión hace la fuerza y refleja a una verdadera comunidad.


Se reconocen también los avances notables en favor de las personas trans en el país. El reconocimiento de las infancias trans y la existencia de una clínica en la Ciudad de México para atender a la comunidad trans, son ejemplo de que no todo el panorama es desolador. Se reconocen también los avances que han favorecido al colectivo. No todo está perdido.


Las primeras líneas de este artículo sirven para cerrar el mismo: Las mujeres trans son mujeres y los hombres trans son hombres. Si no puedes entender esto, ponte a estudiar e investigar; infórmate y aprende. La ignorancia es un enemigo terrible. Y además también debemos de respetar la intimidad de cada persona. Aún sigo sin comprender por que la vida sexual, íntima y privada de la gente es tan importante para otros. Como decía la actriz mexicana María Félix:


"Lo que la gente hace de su cintura para abajo son sus historias"

Las relaciones laborales, familiares, sociales, vecinales etc., son de la cintura para arriba.


Publicidad de una serie de cápsulas de Canal Once (México) donde se honra la labor de varias mujeres trans.

RESPETA

¿QUE TE IMPORTA LA VIDA ÍNTIMA DE LOS DEMÁS?

173 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo