top of page

Las Chicas de La Condesa II: Tina Modotti

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Continuamos con esta antología de biografías que hemos denominado #LasChicasDeLaCondesa. En esta segunda entrega, hablaremos de otra figura femenina trascendental en la historia cultural y social de nuestro país. Aunque curiosamente ella no era mexicana, gran parte de su vida y obra las realizó en México, dejando un legado cultural muy importante para el país. Se trata de la fotógrafa, activista y actriz Tina Modotti.



Assunta Adelaide Luigia Modotti Mondini, nació el 17 de agosto de 1896 en Údine, Italia. Era una de los cuatro hijos de Giuseppe Modotti y Assunta Mondini. Tina comenzó a trabajar siendo muy joven en una fábrica textil para ayudar a su familia. En 1913, la familia abandona Italia instalándose en San Francisco, California, Estados Unidos. En 1915, Tina contrajo matrimonio con el poeta Roubaix de L'Abrie Richey. Las inquietudes artísticas de Tina ya habían florecido. Primero intento probar suerte como actriz y logró filmar tres películas silentes en Hollywood entre 1920 y 1922. Fue en esa época cuando entró en contacto con el fotógrafo estadounidense Edward Weston, quién fue su mentor en el campo de la fotografía, y de quién Tina fue modelo en muchos de sus proyectos, además también de convertirse en su amante.



En 1921, su esposo había recibido una invitación para trabajar en México. Modotti se preparaba para alcanzarlo cuando la sorprendió la noticia de la muerte de su esposo a causa de la viruela. Fue en 1923 cuando Tina vuelve a la Ciudad de México, ahora acompañando a Weston, quién decide montar en estudio en la capital azteca. En México, Tina comienza a rodearse de un círculo de artistas, intelectuales y bohemios,