Halston: El hombre y la serie

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Nuevamente el productor Ryan Murphy (Pose, The Boys in the Band), nos sorprende con una producción streaming de primer nivel y que rescata y pone en el reflector la vida de una gran celebridad y personaje icónico del mundo de la moda, la cultura pop y la sub cultura LGBT+ del siglo XX. Se trata de Halston, serie biográfica de cinco capítulos basada en la vida de Halston, célebre diseñador y modisto estadounidense e inspirada en el libro Simply Halston, de Steven Gaines. La serie, protagonizada por Ewan McGregor como el controvertido diseñador, ya puede disfrutarse a través de la plataforma Netflix. Y antes de adentrarnos en analizar un poco la serie, sus valores y por qué la importancia de verla para conocer su impacto en la cultura popular, vale la pena echar un ojo a la vida de este polémico y excéntrico artista de la moda.



Roy Halston Frowick nació el 23 de abril de 1932 en Des Moines, Iowa, Estados Unidos. Fue el segundo hijo de James Edward Frowick, un contador de origen noruego, y de Hallie Mae. Su interés por la costura lo heredó de su abuela. Siendo todavía un niño, comenzó a diseñar ropa y sombreros para su madre y su hermana mayor. A los 14 años se mudó a Evansville, Indiana. Asistió a la Benjamin Bosse High School y a la Universidad de Indiana. Posteriormente se mudó a Chicago y asistió a la School of the Art Institute of Chicago. Allí trabajó como escaparatista y en 1953 abrió su propio negocio de sombreros. Allí consiguió a sus primeras clientas famosas: Kim Novak, Gloria Swanson & Deborah Kerr, entre otras. Su talento llamó la atención del Chicago Daily News, el cual dedicó una reseña sobre sus diseños. En 1957 abrió su primera tienda: Boulevard Salon. Allí comenzó a utilizar su segundo nombre: Halston. En ese mismo año se muda a Nueva York y diseña para la sombrerera Lilly Daché. Más adelante se convirtió en sombrerero de los almacenes Bergdorf Goodman.



Su fama y prestigio se catapultaron cuando Jacqueline Kennedy utilizó uno de sus sombreros para la toma de presidencia de su esposo en 1961. Newsweek lo llamó El principal diseñador de moda de América. Eventualmente comenzó a diseñar ropa interior y en 1968 abrió su primera boutique en Madison Avenue.


Jackie Kennedy con su sombrero Halston en 1961.

El estilo de Halston se distinguió por su comodidad, minimalismo, su uso de telas finas y por abandonar la tendencia de ropa ajustada, dejando que la tela cayera libremente por el cuerpo. También fue uno de los primeros promotores del pantalón femenino. Según Vogue, también fue el encargado de popularizar el uso del caftán gracias a los que diseñó para Jackie Kennedy. Entre sus clientas principales se encuentran celebridades como Greta Garbo, Elizabeth Taylor, Lauren Bacall y Liza Minnelli, con la cual Halston tuvo una entrañable y muy estrecha amistad durante el resto de su vida.


Halston & Liza Minnelli

En 1968, Halston vendió su nombre al emporio empresarial Norton Simon. En 1975, marca un hito en su carrera al lanzar su fragancia bajo el auspicio de Max Factor. Luego amplió su línea para incluir ropa masculina, ropa de cama, alfombras, equipajes y bolsos. A un selecto grupo de modelos que trabajaban con él se les llamó Halstonettes y se hicieron muy populares en pasarelas, fiestas y revistas de moda. Entre ellas se encontraba la actriz Anjelica Huston. El prestigio de sus diseños fue tal, que llegó a diseñar los uniformes para la línea aérea Braniff Airways y diseñó uniformes para el equipo olímpico de Estados Unidos y para la policía de Nueva York.




Halston & sus "Halstonettes"


La mítica fragancia Halston

En 1983, Halston firmó con la cadena JC Penney y lanzó con ellos la línea de moda exclusiva Halston III. Pero en ese mismo año, su marca pasó a ser propiedad de Esmark Inc. Halston tuvo una serie de desacuerdos monetarios con este nuevo consorcio y finalmente y tras fallidas negociaciones, tuvo que resignarse a perder el control de su marca. En 1986, Halston terminó por ser vendida a Revlon. Desde entonces y hasta ahora, la línea Halston ha pasado por varias manos (Revlon aún posee los derechos de su fragancia). Desde 2012, la línea tiene su sede principal en Los Ángeles, California. Algunos críticos de moda afirman que el estilo de Halston fue una de las fuentes de inspiración principales del afamado Tom Ford.


Halston con Bianca & Mick Jagger en el Studio 54

La vida personal de Halston fue controvertida. Excéntrico, glamoroso, de gustos exóticos, fue protagonista crucial de la vida nocturna neoyorquina y uno de los rostros por excelencia de las noches del famoso Studio 54. Fue amigo cercano de celebridades como Liza Minnelli, Andy Warhol, Mick y Bianca Jagger. Durante una década tuvo una relación tormentosa e intermitente con el maquillista venezolano Víctor Hugo. En 1988, Halston dio positivo en la prueba del VIH. Se mudó entonces a San Francisco, donde pasó sus últimos días. Murió, como una de las millones de víctimas del SIDA, el 26 de marzo de 1990.


El legado de Halston se ha mantenido vigente también a través de exposiciones y reseñas en diversos museos. En 1991, el autor Steven Gaines publicó el libro biográfico Simply Halston. En 2019 se estrenó el documental Halston, de Fredric Tcheng.



Ewan McGregor como Halston en la serie homónima

Y como se mencionó en las primeras líneas, en 2021, Ryan Murphy produce para Netflix la serie streaming Halston. La serie (que por cierto, no ha sido del agrado de la familia del finado diseñador), hace una repaso breve, pero muy específico sobre la vida y carrera de un Halston espléndidamente retratado por el actor Ewan McGregor. Entre el talentoso reparto que engalana la serie se encuentran Krysta Rodriguez como Liza Minnelli, Rebecca Dayan como la diseñadora Elsa Peretti, David Pittu como el ilustrador Joe Eula y el actor venezolano Gian Franco Rodríguez, el cual realiza una espléndida caracterización del inestable Víctor Hugo.


La serie se lleva un aplauso por sus actuaciones, su representación del mundo de los negocios que mueve los hilos del mundo de la moda pero, tiene un momento cumbre al presentar ese magnífico manjar visual del mundo de jet set, el glamour, excesos, diversión, elitismo, pasión, banalidad y fiesta que imperaba en el mítico Studio 54.


No dejen de ver la serie de Halston, a quién se rinde homenaje en este espacio como un #TributoALosGrandes.


LECTURA SUGERIDA:


*Steve Gaines: "Simply Halston: The Untold Story", Putman Pub Group, 1991



Entradas Recientes

Ver todo