"En un año con trece lunas": ¿Es válido arrepentirse de una transición?

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


El cine nos ha regalado momentos gloriosos con historias fabulosas que suelen quedarse en el subconsciente del espectador y generarle diversas emociones. El tema de la diversidad sexual ha encontrado en el Séptimo Arte una herramienta valiosísima para visibilizar y sensibilizar ante el grueso de la gente un tema que forma parte de nuestra realidad. Hay toda una galería de películas que han tocado el tema de la transexualidad. En esta ocasión, en este espacio de #MemoriaTrans, hablaremos de una auténtica joya del cine. Se trata de "In einem Jahr mit 13 Monden" (en español "En un año con trece lunas"), película alemana del mítico Rainer Werner Fassbinder. La cinta toca el tema de la transexualidad pero desde una perspectiva determinante: ¿Qué pasa cuando una persona trans se arrepiente de su transición?




La película nos narra, alternando entre presente y pasado a través de flashbacks, la historia de Elvira (Volker Spengler), una mujer trans que vive atormentada tras haberse arrepentido de su transición. Elvira solía ser un hombre de nombre Erwin. Estaba casado y tiene una hija. Un buen día Erwin (quién ya mostraba tendencias bisexuales), se enamora perdidamente de un hombre llamado Anton (Gottfried John), un excéntrico e insufrible empresario multimillonario. Ambos comienzan un idilio, pero Anton se deja llevar por su falsa moral y rechaza a su amante, diciéndole que solo podría amarle si fuera una "mujer completa". Cegado por su supuesto amor, Erwin decide someterse a una cirugía de reasignación de sexo. Se convierte en una mujer a pesar de no estar convencido de ello y de las consecuencias que esto conlleva. Al ser despreciada por su caprichos amante, Elvira pasa por un sinfín de altibajos en su vida, atormentada por su abrupta decisión. Cuando un nuevo amante de nombre Christoph (Karl Scheydt) también la abandona, Elvira cae en un colapso que la lleva a tomar una decisión determinante.



La historia de la película tiene un trasfondo aún más intenso: está basada en un hecho real. De hecho, tiene tintes autobiográficos, pues narra la propia experiencia del director, Fassbinder, con un hombre llamado Armin Meier, que fue su amante durante cuatro años y cuya tormentosa relación con el afamado, pero también perturbado cineasta, lo llevaron a un destino trágico. Meir se mató por Fassbinder en el mismo apartamento que compartieron durante cuatro años. Incapaz de asistir a sus ceremonias fúnebres, Fassbinder decidió honrar la memoria de su amante con una película donde, a su manera y un tanto disfrazada, da su versión sobre su tormentoso idilio.


Rainer Werner Fassbinder (1945-1982)

Como toda la filmografía de Fassbinder, la película se ha convertido en una pieza de culto. El mítico cineasta decía que ocupaba el segundo lugar entre sus películas favoritas (superada por "Beware of a Holly Whore"). La cinta está llena de simbolismos de una brutal expresión que nos van guiando por la desesperada y melancólica psique de la protagonista.


La película más tarde fue adaptada como una pieza de teatro. En 1991, se realizó una versión mexicana de la obra con la actriz Patricia Reyes Spíndola en el personaje de Elvira.



El tema que plantea la película es de suma importancia. La transexualidad no es un juego. Una reafirmación de género debe de realizarse siempre con la plena conciencia, con el apoyo de un médico y llevarse hasta las consecuencias que cada quién quiera, pero estando conscientes de que es un cambio irreversible. Obviamente aún más cuando ya hay una cirugía de por medio. Bajo ninguna circunstancia puede realizarse de forma deliberada, ni mucho menos por la presión de un tercero. Por desgracia, en el mundo existen algunos casos de hombres y mujeres trans que se arrepintieron de su transición. Y el panorama no es nada alentador.



Como se menciona en las primeras líneas, el cine nos ha brindado la oportunidad de conocer diversas posturas sobre la sexualidad humana. No es educativo lógicamente, pero si puede abrirnos un poco el panorama sobre distintas realidades y quizá ayudarnos un poco a formar un criterio o un juicio sobre un tema, sobre todo un tema tan sensible como es la transexualidad. Por lo pronto, no pierdan la oportunidad de echar un vistazo a este gran clásico del cine.





123 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo