"El baile de los 41": En la realidad y en la ficción

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Es extraordinaria. Tanto el público como la crítica, en términos generales, no han parado de alabarla. No solo es una piedra de toque en la historia del colectivo LGBT+ en México, sino que es una pieza muy singular en el amplio rompecabezas que es la historia del país. Se trata de la película El baile de los 41, del cineasta David Pablos, la cual fue estrenada en noviembre de 2020 en cines, y en mayo de 2021 se estrenó vía streaming, a través de la plataforma Netflix.





David Pablos, director de "El baile de los 41"

Si hacer spoiler sobre la película (para aquellos que no la han visto), es importante rescatar un poco la historia real en la que está basado el filme, mismo que es del dominio público, pues forma parte de la Historia contemporánea de México. Todo gira en el famoso Baile de los 41 (más bien 42). La noche del 18 de noviembre de 1901 en la Ciudad de México, en plena época del Porfiriato (periodo de la historia de México cuando Porfirio Díaz fue presidente), en la calle de La Paz (hoy Ezequiel Montes), en la colonia Tabacalera, una redada policial irrumpió en una casa donde se realizaba una reunión de hombres homosexuales (maricones se decía en la época). Cuarenta y dos caballeros bailaban y convivían en el evento, pero el escándalo principal se derivó del hecho de que 19 de dichos caballeros se encontraban vestidos de mujer. La identidad de dichos señores nunca fue revelada, pero en ese baile se encontraba gente muy importante de la sociedad y política mexicana. La prensa de la época se dio vuelo difundiendo la escandalosa nota. El nombre que la prensa puso a este bochornoso episodio fue El baile de los 41 maricones. Sin embargo, como ya se mencionó, en dicho asunto intervinieron 42 caballeros. La identidad del involucrado número 42 fue oculta porque se trataba ni más ni menos que de Ignacio de la Torre y Mier, yerno del presidente Díaz, quien estaba casado con su hija predilecta, Amanda Díaz. Obviamente por consideración al mandatario, a su yerno le fue permitido hacer la graciosa huida durante la redada.



Ignacio de la Torre y Mier (Nachito para los cercanos), ya tenía tras de si un largo historial de rumores sobre su homosexualidad. Hay una historia que dice que, alrededor de 1906, Nacho pudo haber sostenido un tórrido romance con el héroe de la Revolución Mexicana, el General Emiliano Zapata El Caudillo del Sur. Zapata había sido su caballerango en la Hacienda que Nachito poseía en Tacubaya. Ambos se encontraron después, durante la lucha armada de la Revolución y se dice que Zapata le tuvo prisionero en Morelos, para después dejarle ir en consideración a aquella relación que mantuvieron, que dicho sea de paso, no está registrada de manera oficial por los libros de Historia del país, pues para algunos resulta casi sacrílego ensuciar el buen nombre de una héroe de la patria acusándole de homosexual (¿Cuántos siglos nos faltarán para evolucionar?).




Aquellos involucrados en el evento que no corrieron con tanta suerte como Nachito, fueron sometidos, exhibidos y golpeados por el ejército, y aquellos poco influyentes que no pudieron negociar su libertad, fueron condenados a trabajos forzados en aquel horrible cuasi campo de concentración ubicado en Valle Nacional, Oaxaca, el llamado Valle de los Miserables. Otros más fueron a parar a prisiones similares en Veracruz y Yucatán.


Dato curioso: este episodio rosa de la Historia de México, legó una creencia en la cultura popular mexicana, que relaciona el número 41 con la homosexualidad, tanto de manera despectiva, como también humorística. El mismo colectivo LGBT+ ha tomado el número 41 como una especie de símbolo.



Algo a destacar de este controvertido suceso, son los excelentes y simpáticos grabados realizados por el caricaturista mexicano José Guadalupe Posada, que ilustró el hecho con pelos y señas en diversos medios impresos, donde no faltó aquel que escribió también poemas y coplas picarescos, dignos del buen humor y picardía del mexicano (aunque con una crueldad y homofobia intrínseca brutal).


Ahora enfoquémonos en la ya mencionada película que tomó como referencia este histórico episodio. La producción de la misma arrancó en 2019. Se filmó parte en Guadalajara y parte en la Ciudad de México, tomando como locación algunos bellos edificios históricos (las propiedades originales de Nachito ya no existen). El cineasta David Pablos y el maravilloso guion de Monika Revilla supieron adaptar perfectamente la historia en un argumento romántico maravilloso. La fotografía, a cargo de Carolina Costa, resulta sublime y presenta unas imágenes de enorme belleza y de brutal expresión, que enmarcan a la perfección ese aire melancólico que envuelve la historia. Y es que la película nos regala unos cuadros que se quedan para la posteridad en la historia del cine mexicano, pero también en la sub-cultura LGBT+. Las escenas eróticas son explícitas, pero dotadas de un excelente buen gusto que las plasma de forma fina y romántica y nunca grotesca.


Mabel Cadena es "Amanda Díaz"

Punto y aparte merecen las actuaciones. Mabel Cadena es Amanda Díaz, la ignorada, utilizada y frustrada esposa, que sufre la indiferencia marital y sus fugas nocturnas. Emiliano Zurita encarna a Evaristo, amante ficticio del personaje principal, que ha resultado ser una de las revelaciones más gratas de la cinematografía mexicana del momento. Y el que se lleva la corona es Alfonso Herrera en el rol estelar de Nachito, en el que probablemente sea el personaje más destacado de su carrera (hasta el momento). Alfonso dota a su personaje de un dramatismo impactante y nos hace vivir, sufrir y gozar con él la frustración, la desesperación, el amor, el erotismo, la tristeza, el sufrimiento, la mentira, la ambición y el abandono que vive su personaje. Es simplemente sublime.

El resto del elenco es maravilloso. Entre los 41 podremos ver gratamente a varios rostros conocidos del mundo del teatro y del cine. Como detalle extra, el final de la película en esta versión streaming es diferente al de la versión cinematográfica.


Emiliano Zurita es "Evaristo"

En 2001, la comunidad LGBT+ de la Ciudad de México colocó una placa como forma de desagravio a este episodio en el Centro Cultural José Martí. En junio de 2019, se llevó a cabo la edición número 41 de la Marcha del Orgullo LGBT+ de la Ciudad de México con el lema "Orgullo 41: Ser es resistir", conmemorando este histórico episodio.


No pueden dejar de ver El baile de los 41. Al público en general le va a dejar un gran aprendizaje y comprensión de muchos aspectos sentimentales del colectivo que no conocen. Y al colectivo LGBT+ le va a impactar de una manera brutal. Todos se sentirán identificados en algún momento con Nachito y su drama. Todos en algún momento de la vida y bajo diversas circunstancias hemos sido parte de algún Baile de los 41 personal.


Alfonso Herrera es "Ignacio de la Torre y Mier"

LECTURA SUGERIDA:


*Eduardo A. Castrejón (seudónimo: Gral. Mariano Ruiz Montañés): “Los cuarenta y uno: novela crítico-social” Ed. Tipografía Popular, México, 1906 (reeditada en 2010).


WEB:


Instagram: @elbailedelos41

Twitter: @elbailedelos41




Entradas Recientes

Ver todo