Dulce: Simplemente La Cantante

Actualizado: 30 ago

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Las décadas de los 1970s y 1980s, fueron el semillero de toda una generación de estrellas de la música latinoamericana. Esta galería de grandes cantantes e intérpretes tuvo un encanto especial que los mantuvo inmunes al tiempo. El talento, el carisma, el estilo y autenticidad de estas figuras, los dejaron grabados de forma indeleble en el gusto del público. Sus canciones se han escuchado por décadas, ya sea en sus versiones originales, o en covers de cantantes de generaciones más actuales, forman parte del catálogo de clásicos de la música en español. En este espacio de #TributoALosGrandes, hablamos de una de las figuras más emblemáticas de esta generación de luminarias de la música. Ella es Dulce, La Cantante.




Bertha Elisa Noeggerath Cárdenas, nació en el centro de Matamoros, Tamaulipas, México, el 29 de julio de 1955. Aunque sentía fascinación por los escenarios desde su juventud temprana, lo cierto es que la cantante pensaba en estudiar psicología. Y es que sus aspiraciones artísticas no eran tomadas muy en serio entre la gente de su entorno. Su madre era una de las pocas personas que creían firmemente en la vocación de la artista. Emigró entonces a la ciudad de Monterrey, y es allí donde da sus primeros pasos en el mundo de la música dentro de una banda llamada Toby y sus amigos, en 1974. Fue el fundador y vocalista de dicha banda, Óscar Cossío “El Toby”, quién la bautizó con su nombre artístico. Eventualmente, Dulce emigra a la Ciudad de México, cantando en bares y restaurantes. Es allí donde es descubierta por el mítico cantante José José, quién le da la oportunidad de abrir algunos de sus conciertos y la recomienda en la industria discográfica.



La inconfundible, característica, potente y armoniosa voz de Dulce, pronto comenzó a ser apreciada en el mundo del espectáculo. Se dice que Dulce era una de las pocas cantantes que podía alcanzar las agudas notas de la gran Barbra Streisand. En 1976, graba su primer álbum titulado “La voz con alma”. En 1978, Dulce conoce al compositor Armando Manzanero. Manzanero había compuesto una canción para Dulce que a ella no le agradó cuando se la presentaron. El Maestro Manzanero, algo desconcertado, pidió que le desempolvaran una canción que había archivado. Se trata de “Señor Amor”. Cuando Dulce la escuchó y luego la interpretó con su singular voz, ella y Manzanero quedaron impresionados. Con esta canción Dulce obtiene tres premios en el Festival de Mallorca, España. Con ese mismo tema, también conquista el premio como Mejor Intérprete en el prestigioso Festival Yamaha, en Japón.



A partir de ese momento, la carrera de Dulce sube como espuma. En 1978, la cadena Televisa la contrata para estelarizar la telenovela biográfica “Muñeca rota”, basada en la vida de la actriz Marilyn Monroe. En 1979, lanza su cuarta producción discográfica llamada simplemente “Dulce”. De aquí se desprende el tema “La cantante”, que a partir de entonces se convertiría en su tema más emblemático.



En 1982 lanza el disco “Heridas”, de donde se desprenden otros tres clásicos “Heridas”, “Cara a cara” y “Déjame volver contigo”. Los discos “Tu muñeca” (1984) y “Lobo” (1985), obtienen su título de dos de las canciones más populares de Dulce.





En 1988, la cantante interpreta el tema musical de la exitosa telenovela de Televisa “Amor en silencio”, de autoría de Marco Antonio Solís, que le dio a la cantante una gran proyección en una telenovela de gran popularidad en la época.




En la década de los 1990s, Dulce intercala su faceta de cantante con la de actriz y comienza a intervenir de manera más constante en la televisión, actuando en telenovelas como “Más allá del puente” (1993), “Soñadoras” (1998) y “Mujeres engañadas” (1999). En 1995, versionó la canción “Te amo”, de Franco de Vita, como tema principal de la telenovela “Caminos cruzados”.


A partir de la década de los 2000s, Dulce se incorpora al mundo de los reality shows. En 2006, participó en el reality “Cantando por un sueño”, donde fungió como coach de la cantante Sheyla, quién se corona con el primer lugar del certamen.



Eventualmente la cantante emigró a la cadena Televisión Azteca, donde participó como juez en los realities “Segunda oportunidad” (2010) y “La Academia” (2010), además de actuar en la telenovela “Quiéreme” (2010), junto al cantante Yahir. A partir de 2011, Dulce se integra como una de las figuras estelares del concepto “GranDiosas”, que reúne a las cantantes más emblemáticas de la balada en español de los 1970s y 1980s. Allí Dulce une fuerzas con artistas como Rocío Banquells, María del Sol, Manoella Torres, Karina, María Conchita Alonso y muchas otras más. Con ese concepto, Dulce ha grabado dos álbumes en vivo y ha abarrotado cientos de recintos dentro y fuera de México.




En el 225 aniversario de su fundación, la ciudad de Matamoros, cuna de la cantante, la nombró una de sus hijas predilectas.



Hoy en día, Dulce celebra una carrera de más de cuatro décadas ininterrumpidas en los escenarios, mérito que pocos artistas contemporáneos pueden presumir. La inconfundible voz y personalidad de Dulce siguen engalanando los escenarios y cautivando a millones de oídos y corazones. Por algo ella es, simplemente La cantante.



202 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo