David Bowie: Culto a un Ícono

Actualizado: 28 sept

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Sin duda alguna, este hombre es uno de los mitos más grandes de la música del siglo XX. Misterioso, atractivo, enigmático, ambiguo y excéntrico, su estilo único e irrepetible, logró cautivar a millones de fans en todo el globo. Su música es un legado de un valor incalculable para la humanidad. Además de músico y cantante, también desarrolló una interesante faceta como actor. Este #TributoALosGrandes está dedicado al mito llamado David Bowie.




David Robert Jones, nació el 8 de enero de 1947 en Londres, Reino Unido. Margaret, su madre, era acomodadora en un cine, y Haywood, su padre, era un agente de publicidad. En su infancia, David ganó una popularidad local como un estudiante con avanzado IQ, pero también, de rebelde y problemático. Cursó estudios en el Burnt Ash Junior School, donde demostró unas capacidades superdotadas para la música. Dotado de un oído musical muy fino, David tomó como referencia a artistas como Little Richard, Chuck Berry y Elvis Presley, a los que solía imitar a la perfección. También aprendió a tocar instrumentos como el piano, el saxofón y el ukelele. Sus conocimientos musicales los pulió en el Ravens Wood School.


Durante esa época, David participó en una pelea, en la que le propinaron un puñetazo en un ojo. A consecuencia de ello, sufrió un daño ocular consistente en una pupila permanentemente dilatada, que daba la impresión de que tenía un ojo azul y un ojo color miel.



En 1962, David fundó Kon-rads, su primera banda. Eventualmente, y mientras trabajaba como electricista, fundó una segunda banda llamada King Bees. La banda fue apoyada por el productor Leslie Conn y lograron colocar en la radio un sencillo llamado “Liza Jane”.

La falta de éxito lo llevó a moverse a otras bandas como The Manish Boys, Lower Third, The Buzz y Riot Squad. Fue en esa época que tomó su apellido artístico de Bowie, en honor al mercenario estadounidense Jim Bowie. En 1967, lanza su primer disco como solista titulado “David Bowie”, un álbum de rock psicodélico. En esa época conoce también al bailarín Lindsay Kemp, con quién comienza a tomar clases de actuación y pantomima.


Su primer álbum no resultó de gran impacto comercial. En 1969, Bowie lanza el sencillo “Space Oddity”. Este tema, coincide con la llegada del hombre a la Luna, lo cual le dio una gran difusión comercial al tocar el tema del espacio exterior. En ese mismo año, Bowie contrajo matrimonio con la actriz y modelo estadounidense Angela “Angy” Barnett, la cual tuvo una enorme influencia en su carrera.



En 1970, lanza su tercer álbum titulado “The Man Who Sold the World”, el cual tuvo un enorme impacto en los Estados Unidos. Bowie escandalizó al mundo al aparecer en la portada del disco portando un vestido. Su estilo y apariencia andrógina, comenzaban a convertirse en su huella distintiva. La década de los 1970s, significó el ascenso y consolidación de Bowie como una superestrella. Bowie fascinó al público al crear y encarnar a controvertidos personajes en cada uno de sus discos. Esto fue el inicio del llamado “culto a Bowie”. Su música comienza a tomar matices de funk, soul y glam rock. Bowie se instala en los Estados Unidos, y es también cuando inicia su adicción a la cocaína.



El problema de adicciones de Bowie comenzó a hacer estragos. En 1976, Bowie apareció en Londres ante una multitud a la que saludó efusivamente con el saludo nazi. Este escándalo se conoce como “El incidente de Victoria Station”. Bowie negó durante mucho tiempo la acusación, diciendo que solo fue una mentira del fotógrafo. En ese año decide mudarse a Suiza y comienza a incursionar en otras formas de arte como la pintura y la escultura. De esta época destacan sus célebres antologías discográficas “Trilogía de Berlín” y la “Trilogía de Héroes”.




En ese mismo año, Bowie hace su debut formal como actor en la película “The Man Who Fell to Earth”, del cineasta Nicolas Roeg. En 1979, actuó junto a la mítica diva alemana Marlene Dietrich en la cinta “Just a Gigoló”, dirigida por David Hemming. El prestigio de Bowie como actor crece gracias a su brillante actuación en el montaje de Broadway de “The Elephant Man” (1980-1981).




En 1981, Bowie se asocia musicalmente con Queen para grabar el sencillo “Under Pressure”. En ese mismo año, también actuó en una cinta para la televisión británica: “Baal”, basada en la novela de Bertol Brecht y producida por la BBC. En 1983, gracias a su disco “Let’s Dance”, Bowie debutó en la “Era de MTV”, generando algunos de los mejores videos musicales de la época.



En ese mismo año protagonizó la cinta de horror “The Hunger”, de Tony Scott, al lado de Catherine Deneuve y Susan Sarandon. También protagonizó la cinta “Merry Christmas, Mr. Lawrence”, coproducción anglo-japonesa dirigida por Nagisa Oshima.




En 1985, Bowie fue uno de los artistas del concierto “Live Aid”, que ayudó a recaudar fondos contra la hambruna de Etiopía. En 1986, actuó en uno de sus roles fílmicos más populares: la película “Labyrinth”, dirigida por Jim Henson. En 1988, actuó como Poncio Pilatos en la cinta “The Last Temptation of Christ”, de Martin Scorsese.

En 1989, Bowie dejó su carrera como solista y se unió a la banda Tin Machine. Sin embargo, su estancia en la banda fue efímera.




Tras su divorcio de Angy, en 1990, Bowie comienza una relación con la top model somalí Imán. La pareja contrajo matrimonio en 1992. Tras retomar su carrera como solista, en 1996, Bowie fue inducido en el Rock’n Roll Hall of Music. En ese mismo año, se caracterizó como Andy Warhol en la cinta biográfica “Basquiat”.



David Bowie & Imán.

Aquí vale abrir un paréntesis significativo para remarcar que, en 1997, Bowie dio un concierto masivo en la Ciudad de México, específicamente en el Palacio de los Deportes. Entre otros, el músico DJ Chrysler fue uno de los elegidos como teloneros del artista. La actriz Alejandra Bogue realizó un performance en dicho concierto, en el número musical de Chrysler.


Ya para los 2000s, Bowie incursiona en el género del neoclasicismo. En 2004, Bowie fue herido en un ojo por un fanático durante un concierto en Noruega. A consecuencia de su atención médica, le fue descubierta una angina de pecho que requirió de atención médica. En 2006, la Academia de la Grabación le otorgó un Premio Grammy por el conjunto de su carrera musical. En 2013, Bowie volvió a causar controversia cuando el video de su tema musical “The Next Day”, fue retirado del YouTube, quién lo marcó como “contenido inapropiado”.



En 2015, Bowie fue diagnosticado con un cáncer de hígado. Murió el 16 de enero de 2016, dos días después de su cumpleaños número 69, en su apartamento en Nueva York.


Durante muchos años, la sexualidad de Bowie fue muy discutida, sobre todo por que, a principios de los 1970s, se declaró bisexual. Años después dijo que esta declaración fue el peor error de su vida. Muchos biógrafos han afirmado que Bowie mantuvo muchas relaciones homosexuales en su juventud, pero que, definitivamente, su sexualidad y la ambigüedad de su aspecto, eran más bien una estrategia publicitaria.


En 2022, se anunció la realización de “Moonage Daydream”, una cinta documental sobre Bowie dirigida por Brett Morgen.



David Bowie será recordado eternamente como uno de los músicos más importantes de la Historia contemporánea. Su talento y ese estilo tan singular, podrán ser imitados y referenciados por muchos, pero jamás podrán ser igualadon. La desaparición de Bowie, dejó un vacío imposible de llenar. Se extinguió otra leyenda más en un mundo cada vez más carente de superestrellas.