Dalida: La Diva trágica de la música

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


El siglo XX estuvo marcado por un sinnúmero de personalidades fascinantes. Y dentro de este grupo de gente tan singular, sobresalen las mujeres. Una de las tantas mujeres fascinantes que engalanó este siglo de la Historia, en el mundo del espectáculo, fue la cantante franco-italiana, de origen egipcio Dalida, recordada por su talento, belleza y también por una vida marcada por la tragedia. En este espacio de #MujeresQueInspiran, recordamos su vida y obra.



Iolanda Cristina Gigliotti nació en El Cairo, Egipto el 17 de enero de 1933. Era hija del músico italiano Pietro Gigliotti y de la costurera, también italiana Filomena Giuseppina. Fue la segunda de tres hermanos. Cuando tenía diez meses de edad, la joven Dalida padeció una infección ocular que la llevó a usar anteojos durante toda su infancia y a sufrir burlas en el colegio. El padre de la joven fue tomado prisionero por las fuerzas aliadas en la etapa final de la Segunda Guerra Mundial. Al volver, tomó una postura violenta con sus hijos. Murió cuando Dalida tenía doce años, y su ausencia la marcó profundamente en su vida sentimental adulta, pues siempre buscó a la figura paterna.



Como su tío trabajaba en un cine local, Dalida sintió atracción por el cine desde una edad temprana. Trabajó como mecanógrafa en una empresa farmacéutica hasta que una amiga la llevó a participar en un concurso de belleza local. Obtuvo el segundo lugar y gracias a ello comenzó a captar la atención de los medios por su singular belleza. Aunque su madre no aprobaba inicialmente su incursión en este tipo de eventos, finalmente dio su visto bueno para que Dalida participara, a los veintiún años, en el certamen Miss Egipto. La joven resultó ganadora del certamen y se le envió a representar a su país en Miss Mundo de 1955, en Londres. Pero la crisis del Canal de Suez impidió que Egipto participara en el evento. Aún así, Dalida ya había logrado llamar al atención de productores de cine. En 1954, debutó en la película egipcia "La máscara de Tutankamón", del director Marco de Gastyne.



Por recomendación de de Gastyne, Dalida conoce a Vidal, un empresario francés que la convence de instalarse en Francia y probar suerte en el cine francés. Dalida llega al país en 1955, sin embargo, fue rechazada en todas las audiciones en las que participó. En esa época tuvo un discreto romance con Alain Delon, entonces aún desconocido galán del cine francés.

Ante la falta de oportunidades como actriz, Dalida decide convertirse en cantante y comienza a tomar clases con el maestro Roland Berger. Mientras actuaba en un cabaret, fue descubierta por el empresario Jacques Paoli. Fue el quién comienza a promoverla en clubes nocturnos y cabarets. Fue el guionista Alfred Marchand quién le aconseja tomar el nombre artístico de Dalida, tomando como base al personaje bíblico de Dalila.


Dalida es invitada por Bruno Coquatrix, el director del famoso Olympia de París para participar en un concurso de canto celebrado en dicho recinto. Al concurso acuden por accidente Eddie Barclay, dueño de los estudios de grabación Barclay (los más grandes del París de la época) y Lucien Morisse, el director de la estación de radio Europe n. 1. Dalida ganó el concurso y llamó la atención de estos singulares personajes.


Bajo el apoyo de Barclay, en 1956, Dalida lanza su primera canción titulada "Madona". La canción fue un éxito notable y Dalida resultó ganadora en el quinto Festival di Napoli con el tema "Bambino". Esta canción obtuvo éxito internacional. Es el número uno con mayor duración en las listas de popularidad en la Historia de la música. Pero a demás de su éxito musical, Dalida también se convierte en símbolo sexual gracias a su fuerte personalidad y enigmática y sensual belleza. Además, las mujeres comenzaron a imitar su estilo de maquillaje (caracterizado por su uso remarcado de máscara de pestañas). En 1957 se presenta por primera vez en el Olympia como telonera de Charles Aznavour. Su siguiente sencillo "Gondolier" (1958), logró cruzar el Atlántico y Dalida realiza su primera gira internacional. En 1958, vuelve a actuar en una película.





Ya para la década de los 1960s, Dalida se había convertido en una de las cantantes más populares de Europa. En 1961 se presentó ya como primera figura en el Olympia. Llegó a superar a Edith Piaf como la cantante más popular de la década en Francia. En ese mismo año, contrajo matrimonio con Lucien Morisse, a quién termina abandonando por el pintor Jean Sobieski. En 1964, interpretó el tema principal de la película "Zorba, The Greek", el cual recorrió el mundo entero. En 1967, Dalida participa en el Festival de San Remo junto a su entonces pareja, el cantante y actor Luigi Tenco. Mientras que Dalida fue ovacionada, Luigi realizó una fallida participación el el festival. Como consecuencia de su fracaso, Tenco se suicida en su habitación de hotel, suceso que traumatizó profundamente a Dalida. A consecuencia del impacto, Dalida intentó suicidarse. Estuvo cinco días en coma y suspendió su carrera durante meses.




Dalida termina por abandonar Barclay y lanza su propio sello discográfico con su hermano Orlando. Durante la década de los 1970s, incursiona también en la música disco. En la década de los 1980s, los problemas oculares que le aquejaron desde la infancia volvieron a hacerse presentes. Esto la llevo a caer en una fuerte depresión. En 1987, realiza su última actuación en la televisión de Turquía.







Paralelamente a su carrera musical, Dalida tuvo una vida sentimental muy tórrida, marcada por relaciones fallidas. Tras sus relaciones con Morisse y Tenco, en 1967 tuvo un romance con Lucio, un estudiante de 22 años del cual queda embarazada. tras practicarse un aborto, Dalida quedó infértil. En 1970, su ex-marido, Morisse, se suicidó de un disparo en la cabeza. Otro trauma similar lo vive en 1983, cuando Richard Chanfray, otro de sus amantes, se suicida al inhalar los gases del escape de su automóvil.


La madrugada del 3 de mayo de 1987, Dalida se suicidó con una sobredosis de barbitúricos

en París a consecuencia de su fuerte depresión y su soledad. Dejó una nota de despedida dirigida a su hermano Orlando que decía:


"La vida es insoportable para mí. Perdóname".

La diva fue sepultada en el Cementerio de Montmartre.


Busto de Dalida en el Cementerio Montmartre de París.

A raíz de su trágica muerte, Dalida se ha convertido en una figura de culto para una legión de fanáticos que la ven como la representación de una diva trágica y melancólica. En una encuesta realizada en Francia en 2003, Dalida obtuvo el tercer lugar, detrás de Madonna y Celine Dion, como la cantante más popular de ese país, confirmando que su presencia sigue fuerte entre la audiencia. En 2005, su vida fue retratad en el telefilm "Dalida", dirigido por Joyce Buñuel y con la actriz Sabrina Ferilli interpretando a Dalida. En 2017, la cineasta Lisa Azuelos, dirigió otra cinta biográfica sobre Dalida. En 2019, hasta Google le dedicó un Doodle en el que hubiera sido su cumpleaños 86.


Dalida es otra de las grandes mujeres del espectáculo que irrumpieron en el mundo para dejar un legado inolvidable. Y en este espacio le rendimos un sentido tributo a su memoria.











117 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo