Azela Robinson: La actriz de los mil rostros

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


En la galería de las grandes actrices mexicanas, no podemos dejar de lado a esta extraordinaria figura. Aunque es comúnmente identificada como una de las grandes antagonistas de la pantalla chica, específicamente del género de las telenovelas, lo cierto es que también tiene tras de si una importante trayectoria en el cine y en el teatro. Es una actriz multifacética, de una gran intensidad en sus interpretaciones y una capacidad extraordinaria de interpretar personajes complejos y muy diferentes entre si. Se trata de la Primera Actriz Azela Robinson y esta es su trayectoria.




Azela Jacqueline Robinson Cañedo, nació el 26 de agosto de 1965 en Londres, Inglaterra, Reino Unido. Hija de Nadja Cañedo, de origen mexicano, y de Alan Robinson, de origen británico. Azela comenzó a formarse como actriz siendo muy joven, en su país natal. Estudió en la Bristol Old Vic Theatre School, de Bristol y tuvo la oportunidad de tomar cursos en el mismísimo National Theatre, en Londres. A mediados de los 1980s, Azela se instala en la Ciudad de México. Su entrada al mundo del espectáculo mexicano fue compleja, pues en ese momento México tenía un espectáculo muy cerrado: un cine que en ese momento enfrentaba una crisis, y una televisión con un star system al que era difícil integrarse. Fue en 1990 cuando tuvo la oportunidad de debutar en un videohome junto al action man del Cine Mexicano Mario Almada.



A partir de ese momento, Azela participa en una veintena de películas, principalmente del género de acción y comedia. Su entrada a la televisión ocurrió varios años después. Azela ha revelado que en alguna ocasión se entrevistó con el afamado productor Valentín Pimstein, pero este no quedó convencido para darle una oportunidad. Pero quien si pudo percibir el potencial de Azela fue el también productor y actor Eugenio Cobo, quién, tras verla en una fotografía, la contacta para realizar una aparición especial en la telenovela "La última esperanza" (1994), con la cadena Televisa. Sin embargo, la experiencia de las telenovelas inicialmente no llenó las expectativas de Azela. La actriz ya había tenido la oportunidad de realizar teatro. En 1995 participó en el exitoso montaje "¿Quién le teme a Virginia Woolf?", al lado de Sylvia Pasquel. Justo en ese mismo año, Azela de nuevo recibe la oferta de hacer televisión. Participa en la telenovela "Pobre niña rica", protagonizada por Victoria Ruffo y Paulina Rubio.



En 1996, y cuando su carrera en televisión aún era temprana, Azela logra la consagración como una de las grandes villanas de las telenovelas gracias al personaje de Dinorah, antagonista del exitoso y clásico melodrama "Cañaveral de pasiones", el cual fue producido por Christian Bach y Humberto Zurita y en el que compartió cartel con "pesos pesados" del melodrama televisivo como Daniela Castro, Angélica Aragón y Alma Delfina. A partir de ese momento, su carrera televisiva despega. Realiza roles antagónicos en telenovelas como "La usurpadora" (1998), donde comparte escena con la legendaria Libertad Lamarque; "Laberintos de pasión" (1999), con Leticia Calderón y en donde trabaja por primera vez de la mano de Ernesto Alonso; "Mi destino eres tu" (2000), al lado de Lucero y "El manantial" (2001), con Adela Noriega y Daniela Romo, estas dos últimas bajo la producción de Carla Estrada.




Fue el productor Ernesto Alonso quién le brinda la oportunidad de realizar su primer personaje no antagónico en la telenovela "La otra" (2002). En ese mismo año vuelve al teatro a representar el clásico "La casa de Bernarda Alba", donde comparte escena con la mítica Ofelia Guilmáin. Otro hito en la carrera de Azela es el personaje de Apolonia, personaje antagónico de tintes cómicos en la telenovela "Contra viento y marea" (2005), de Nicandro Díaz, donde forma una simpática mancuerna con la actriz Beatriz Sheridan. En ese mismo año, se traviste en escena para interpretar a un personaje masculino en el montaje "Hombres", al lado de Patricia Reyes Spíndola, María Rojo y otras más.



En 2007, Azela experimenta otra faceta en su carrera, la de conductora, en la revista de interés femenino "Metrópolis", como parte del canal local de Televisa en la Ciudad de México. En teatro, actúa en la obra "Orinoco", al lado de Cynthia Klitbo. En 2008, Azela lleva uno de los roles estelares de la teleserie de denuncia social "Central de abasto". También se integra al reparto de la serie antológica de Televisa "Mujeres asesinas" y realiza en teatro el clásico "MacBeth", de Shakespeare. En 2010, la actriz realiza otro de sus personajes clave en televisión, la perversa Fedra, antagonista central del culebrón "Llena de amor".




En 2014, la camaleónica actriz realiza otro personaje de gran intensidad: Josefa, antagonista de la telenovela "Yo no creo en los hombres", de Giselle González, con Adriana Louvier y Cecilia Toussaint. Otras actuaciones memorables son las realizadas en la telenovela "Vino el amor" (2015) y en la nueva versión en serie del clásico "Cuna de lobos", donde su interpretación de Gélica, una mujer homosexual, por momentos eclipso a la protagonista de la serie (la actriz española Paz Vega). En ese año, Azela también participa en la película "Lady Rancho". En 2018, Azela también participa en la telenovela estadounidense "Falsa identidad", producción de la cadena Telemundo y Argos Comunicación. Este es su primer trabajo en televisión no realizado con Televisa.




Entre los trabajos recientes más destacados de Azela se encuentra la telenovela "Como tu no hay dos", donde realiza un personaje "de buena" con el comediante Adrián Uribe. Actúa también en la exitosa telenovela "La desalmada" (2021) y más recientemente en la nueva versión del clásico "Los ricos también lloran" (2022).



Si se analiza con atención la carrera de Azela Robinson, específicamente sus trabajos como antagonista en las telenovelas, encontramos a personajes con un común denominador: son personajes intensos, con una psicología compleja. Es decir, no encontramos personajes caricaturizadas de villanas-brujas, sino que encontramos personajes con estructuras psicológicas que no pueden ser interpretados tan fácilmente por cualquier actriz, además de ser completamente diferentes entre ellos. Esto le ha permitido a Azela ser considerada una actriz camaleónica y muy versátil, a pesar de haber sido marcada como villana televisiva.

Por esa y muchas otras razones este #TributoALosGrandes, va dedicado a esta extraordinaria actriz.



Sigan a Azela Robinson en redes:


Facebook: Azela Robinson Oficial

Instagram: @azelarobinson

Twitter: @azelarobinson

205 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo