top of page

Astrid Hadad: La Reina del Neo-Ranchero

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Desde su irrupción en los escenarios a principios de la década de los 1990s, su talento y estilo único e inconfundible la han dejado grabada en la mente del público. En una escena musical donde todos los géneros y todas las propuestas parecían estar "saturadas", ella se invento uno propio, del que se nombró reina absoluta. Es el Neo-ranchero, o como ella misma le llama el "Heavy Nopal". Este espacio de #MujeresQueInspiran está dedicado a la gran Astrid Hadad.




Astrid Hadad Estéfano nació en Chetumal, Quintana Roo, México el 26 de febrero de 1957. Pertenece a una familia de ascendencia maya y libanesa. A pesar de provenir de una familia de escasos recursos, el arte siempre estuvo presente en la vida de Astrid. Desde muy pequeña, sus padres le inculcaron el gusto por la literatura, específicamente por la poesía. No le interesaba la escuela, pues según sus propias palabras, no le gustaba estar en un lugar donde no estimularan el arte. A pesar de su timidez, incursionó en una forma de arte inesperada para ella: la música.


Más tarde, Astrid se muda a la Ciudad de México con la idea de estudiar Ciencias Políticas en la UNAM. Lo cierto, es que deseaba encontrar nuevos espacios para desarrollarse en el arte, pues su ciudad natal era muy pequeña. Ya en la capital mexicana, comienza a cantar en cafeterías para su grupo de amigos. También comenzó a estudiar tea