Astrid Hadad: La Reina del Neo-Ranchero

Por Luis Miguel Romero

Twitter: @LuisMiguelR01

Facebook: @LuisMiguelR02

Instagram: @luismiguelr03


Desde su irrupción en los escenarios a principios de la década de los 1990s, su talento y estilo único e inconfundible la han dejado grabada en la mente del público. En una escena musical donde todos los géneros y todas las propuestas parecían estar "saturadas", ella se invento uno propio, del que se nombró reina absoluta. Es el Neo-ranchero, o como ella misma le llama el "Heavy Nopal". Este espacio de #MujeresQueInspiran está dedicado a la gran Astrid Hadad.




Astrid Hadad Estéfano nació en Chetumal, Quintana Roo, México el 26 de febrero de 1957. Pertenece a una familia de ascendencia maya y libanesa. A pesar de provenir de una familia de escasos recursos, el arte siempre estuvo presente en la vida de Astrid. Desde muy pequeña, sus padres le inculcaron el gusto por la literatura, específicamente por la poesía. No le interesaba la escuela, pues según sus propias palabras, no le gustaba estar en un lugar donde no estimularan el arte. A pesar de su timidez, incursionó en una forma de arte inesperada para ella: la música.


Más tarde, Astrid se muda a la Ciudad de México con la idea de estudiar Ciencias Políticas en la UNAM. Lo cierto, es que deseaba encontrar nuevos espacios para desarrollarse en el arte, pues su ciudad natal era muy pequeña. Ya en la capital mexicana, comienza a cantar en cafeterías para su grupo de amigos. También comenzó a estudiar teatro. Cursó estudios de actuación en EON, academia dirigida por el actor Sergio de Bustamante, donde conoció a otros grandes de la escena cabaretera como Regina Orozco y Darío T. Pie. Fue cuando conoce al maestro Emilio Pérez Casas, figura que, según la cantante, le ayudó de forma fundamental para definir su estilo.

En 1985, formó parte del montaje "Donna Giovanni", versión femenina de la ópera de Mozart, bajo la dirección de Jesusa Rodríguez.



En 1989, la productora de televisión Lucy Orozco le brinda la oportunidad de integrarse al reparto de la telenovela "Teresa". Astrid comenzó a cantar música ranchera, inspirada por grandes estrellas de la música vernácula como Lucha Reyes. En una ocasión, se presentó a cantar en un programa de televisión en la cadena Televisa utilizando una falda con la imagen de la Virgen de Guadalupe. Su intento de resaltar un símbolo importante de la identidad mexicana, fue tomado como una afrenta y fue vetada por la televisora. Al descubrir que su estilo musical podía resultar disruptivo para algunas mentes muy rígidas, decidió incursionar en el mundo del cabaret, único medio donde podía expresar su visión del arte sin enfrentar algún tipo de censura. Convertida ya en una figura de la escena cabaretera mexicana, Astrid lanza su primer disco titulado "El calcetín", en 1990.



Poco a poco, Astrid fue perfilando y puliendo su estilo interpretativo hasta crear lo que ella definió como "Heavy Nopal" o Neo-ranchero, un estilo más bien apegado al performance donde mezcla música, poesía, comedia, discursos con tintes políticos y sociales y el folclor mexicano. Hadad comienza a acompañar sus performances con vestuarios extravagantes y sumamente creativos y originales. Ella afirma que, inicialmente, su vestuario tomo como inspiración las pinturas de Frida Kahlo. Poco a poco, su imaginación, amor por la belleza y estética mexicana y una gran picardía, derivaron en una serie de vestidos que, realmente, son auténticas piezas de arte, mismas que se convierten un uno de sus sellos más distintivos. Astrid afirma que ella no necesita escenografía, pues esta se encuentra en el arte de los trajes que cubren su cuerpo.




Desde entonces y hasta el presente, Astrid ha lanzado al mercado una exitosa discografía conformada por "Corazón Sangrante" (1995), "Cabaret 2000" (2000), "La Cuchilla" (2003),

"Soy Virgencita y mucho más ..." (2004), "Pecadora" (2007), "¡Oh! Diosas" (2007), "Tierra Misteriosa" (2011), "Vivir Muriendo" (2013) y "Caprichos" (2017), además de una serie de recopilaciones, colaboraciones con otros artistas y discos en vivo. Astrid ha acompañado su discografía con exitosas giras que la han llevado con éxito a los Estados Unidos, Europa, Japón y Sudamérica, llevando su estilo y el folclor mexicano a latitudes insospechadas, acumulando con el paso de los años legiones de fieles seguidores. La artista también ha hecho su irrupción en el Séptimo Arte, con apariciones incidentales en cintas como "Solo con tu pareja" (Alfonso Cuarón, 1991) y "Amor de mis amores" (Manolo Caro, 2014).



Entre los muchos reconocimiento obtenidos por la artista se encuentran un recital representado en el MOMA (Museum of Modern Art) de Nueva York en 2018. En 2012, parte de su maravilloso vestuario fue exhibido en una exposición en el Museo Universitario del Chopo. En 2019, la artista presentó su espectáculo en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris". También a tenido la oportunidad de presentarse, ante miles de personas, en el Zócalo de la Ciudad de México.


En un mundo saturado de propuestas musicales repetitivas y etiquetadas bajo la pauta de "lo comercial", el estilo de Astrid Hadad es un universo distinto con propuesta, contenido y diversión. Su trabajo es una muestra palpable de que el arte sigue presente en México. No todo está perdido.




Astrid Hadad en la web:


Twitter: @Astrid_Hadad

Instagram: @astridhadad


www.astridhadad.com






167 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo